La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Pedro Sánchez: al fondo a la derecha

Pedro Sánchez, arriba a la derecha en la reunión de la OTAN.
photo_camera Pedro Sánchez, arriba a la derecha en la foto de familia de la última reunión de la OTAN en Bruselas.

Imagino que todos los lectores habrán visto ya esa foto de familia de los jefes de Estado y primeros ministros que participaron este jueves en la cumbre extraordinaria de la OTAN en Bruselas. En la instantánea aparecen los 31 protagonistas del encuentro y el presidente Pedro Sánchez aparece colocado concretamente al fondo a la derecha: en la última fila, en la esquina superior derecha. Ni más, ni menos.

A mi no me extraña mucho, la verdad. Por varios motivos. En primer lugar, porque España nunca ha sido un país especialmente relevante en la esfera internacional si hablamos de los últimos 40 años. Por otro lado, España es el segundo país de la OTAN que menos invierte en el ejército, un 1,02% del PIB. Y eso tiene muy enfadados a varios países miembros, que nos tachan de gorrones: nos beneficiamos de la Alianza Atlántica pero a costa del dinero que otros gastan. En tercer lugar, Estados Unidos desprecia al actual ejecutivo y no se fía de sus integrantes porque hay comunistas y antimilitaristas incrustados en el consejo de ministros.

Pero por si todo lo anterior fuera poco, después está el papelón que el Gobierno Sánchez está haciendo a nivel diplomático. Les pongo un ejemplo: la carta que envió el presidente a Mohamed VI y se acaba de hacer pública a través de una filtración al diario El País. El texto dice mucho, muchísimo, de este Ejecutivo. Está repleta de faltas de ortografía, fallos de concordancia, errores gramaticales y de sintaxis. Es impropia de un país del primer mundo.

Alguien ha dicho que se trata de una mala traducción del francés. ¿Y? ¿Se escribió originalmente en francés? No lo creo. Y si así fuera, puestos a filtrar, ¿por qué no se ha retocado el texto hasta convertirlo en una misiva simplemente decente? Es que hasta el ministro José Manuel Albares aparece citado como ministro de Asuntos Europeos, Unión Europea y Coordinación… un puesto ¡que no existe! Es ministro de Asuntos Exteriores. Ridículo.

En diplomacia las formas son muy importantes. Al menos tanto o más que el contenido. Se cuida mucho el lenguaje, el protocolo, el orden, la vestimenta… porque todo eso habla de uno. De ahí que ese puesto en la foto de familia en Bruselas, al fondo a la derecha, diga tanto de lo que ha conseguido para España este presidente del Gobierno en el exterior. Qué pena.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable