La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Pedro Sánchez pasará

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Uno de los mensajes navideños que más impresión me ha causado es uno que recibí el pasado 25 de diciembre, de un amigo con el que no suelo hablar de política. Simplemente, ese tema no está entre nuestros temas de conversación habituales. Pues bien. Ese día tan señalado me mandó un guasap animado en el que Pedro Sánchez quedaba encerrado en un habitáculo, tras unos barrotes, en una especie de celda. “Que tus sueños se hagan realidad en 2023”, decía el texto que acompañaba la imagen.

Me llamó la atención porque estos días, en comidas familiares y con amigos, he podido comprobar que, efectivamente, este tema está a flor de piel. Algunos no pueden quitarse de la cabeza a nuestro presidente del Gobierno incluso en fiestas tan señaladas y no precisamente por su brillante ejecutoria. No hay que olvidar que este Ejecutivo terminó el año con una especie de fuegos artificiales legislativos con pocos precedentes.

Hasta ahora solía emplear una estrategia para intentar quitarle hierro a este asunto. Explicaba que, como ha sucedido con todos los que han pasado por La Moncloa, Pedro Sánchez también pasará. No es eterno. Y suelo recordar que cuando Zapatero estaba en el poder sucedió algo parecido: la gente se echaba las manos a la cabeza con aquel líder socialista que soñaba con convertirse en supervisor de nubes tumbado en un hamaca, que implantó leyes tan radicales en lo social, que nos metió en una crisis económica de campeonato por la simple vía de negar la evidencia, y que nombró a ministros tan livianos como Leire Pajín o Bibiana Aído.

Y con todo, Zapatero pasó. Eso es un hecho. Podemos decirlo ahora con la perspectiva que dan los años: Zapatero es cosa del pasado, por más que él intente de vez en cuando volver a la palestra, con ocasión de un aniversario del PSOE o el enésimo viaje a Venezuela para verse con su amigo Nicolás Maduro. Zapatero pasó. Y Pedro Sánchez también pasará. Tampoco hay duda eso.

El problema que me estoy encontrando estos días cuando cito esta obviedad es una respuesta que es casi siempre la misma: “sí, Pedro Sánchez pasará; pero el daño que va a dejar detrás va a ser mucho mayor que su predecesor y de más difícil remedio”. Ante esta afirmación, me quedo sin palabras. Porque me falta perspectiva, pero mucho me temo que van a tener razón.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable