La España Profunda
Javier Fumero
Javier Fumero Director ECD

Blog

Prepárense: Cinco urnas, cinco, para votar en mayo

Urnas y papeletas utilizadas en las primarias del PSOE.
photo_camera Urnas y papeletas utilizadas en las primarias del PSOE.

Atención a lo que nos viene encima. Imagínense, aquellos que se han acostumbrado a acudir a los colegios electorales para ejercer su derecho al voto, lo que supondrá presentarse en mayo ante la mesa donde uno está censado a depositar cinco sobres en cinco urnas distintas. A eso vamos.

Hoy cuenta este confidencial que Pedro Sánchez ha transmitido al PSOE que su decisión será apostar –como adelantó el ministro Ábalos meses atrás- por un “superdomingo” de votaciones en mayo. Es lo que más le conviene en estos momentos al PSOE. Los socialistas pincharon en Andalucía por utilizar un mensaje local y no nacional. Y eso va a cambiar.

Pedro Sánchez tiene claro ahora que si en los próximos meses aplica el 155 en Cataluña, de aquí a mayo podrá vender a su votante potencial dos puntos fuertes: 1) Votar al PSOE es imprescindible para dar vida a un gobierno que no vuelva a depender de los independentistas; y 2) Votar al PSOE es imprescindible para frenar el auge de la derecha y la extrema derecha en toda España.

Eso provocará un efecto arrastre en toda España, contando además con que las elecciones locales y regionales movilizan al partido pueblo por pueblo. Algo que puede beneficiar al PSOE nacional, piensan en Moncloa.

Si finalmente esto sucede, el 29 de mayo los españoles deberán elegir a un alcalde, a un presidente autonómico, a un cabeza de lista para Europa, a un presidente del Gobierno (en la urna del Congreso de los Diputados) y a un dirigente que tome las riendas del Senado.

Hay excepciones. En Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía se ahorrarán la urna de las autonómicas. Pero en las Islas Baleares, en Navarra y en Canarias los ciudadanos tendrán que añadir un sexto voto, para elegir a los Consejos Insulares, los Concejos y los Cabildos, respectivamente.

Se va a ahorrar en costes y se evitará marear a los españoles con dos citas electorales distintas. De eso no cabe duda. Pero habrá que valorar otras consecuencias, más allá del lío que supondrá el propio proceso de votación, que se ralentizará seguro, o el recuento que será complejísimo.

¿Quién se beneficiará de un proceso electoral en clave nacional? ¿Los votantes discriminarán (un líder autonómico de un partido y un presidente del Gobierno de otro) o elegirán en bloque, todo a un postor? ¿Sufrirán los alcaldes más cercanos por los planteamientos de sus líderes nacionales? ¿O será al revés: el tirón local evitará que la política que se gesta en Madrid acabe siendo determinante?

No lo tengo claro. En cualquier caso, basta esperar. Si se confirma el barrunto presidencial, en mayo salimos de dudas.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?