La España Profunda

Blog

Próximo objetivo: un gobierno PSOE-Ciudadanos

Pedro Sánchez y Albert Rivera.
photo_camera Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Hay algo que no cuadra, ¿verdad? ¿Por qué el PSOE se arriesga a una nueva cita con las urnas si todos los sondeos coinciden –exceptuando al bochornoso CIS de Tezanos- en que las fuerzas saldrán casi igual de parejas que las actuales?

No es una intuición. Fíjense en los datos. El diario El País elabora semanalmente un promedio de las encuestas que se están publicando desde las elecciones de abril. El resultado de la estimación publicada la semana pasada (insisto, sobre todos los sondeos difundidos) es la siguiente:

-- Si hoy hubiera elecciones, el PSOE quedaría primero con alrededor del 31,9% de votos, seguido de Partido Popular (19,5%), Unidas Podemos (13,5%), Ciudadanos (13%) y Vox (8,4%).

Las empresas encuestadoras observan tendencias parecidas. Todas coinciden en ver subir al PSOE (en unos 3 puntos) y al PP (en 2 puntos); la mayoría ven retroceder un poco a Podemos, algo más a Vox y bastante más a Ciudadanos, que pasa del 16% que logró en abril a rondar ahora el 13%.

Estos cambios son significativos pero relativamente pequeños, porque la mayoría de encuestados no han cambiado sus preferencias. Según un sondeo de GAD3, solo el 7% tiene pensado votar distinto.

¿Y cómo cambiaría la composición del Parlamento atendiendo a estas cifras? Las mayorías posibles apenas variarían si se cumpliesen las últimas encuestas.

Por eso, vuelvo a la pregunta inicial: ¿qué interés tiene el PSOE en repetir elecciones?

En el Partido Popular tienen una respuesta para esta pregunta. El objetivo de Pedro Sánchez e Iván Redondo es doble:

a) En primer lugar, confirmar esa subida de escaños. Aunque se da por descontada una cierta desmovilización del electorado de izquierdas, el Partido Socialista cuenta con hacer valer esa subida que todos reconocen para presentarse doblemente respaldado ante los diputados. Atención, dirán: los españoles respaldan a este gobierno, más que nunca, y estamos legitimados para establecer nuestras condiciones. Hemos hecho bien en plantar cara a Podemos y su gobierno de coalición. Lo dicen las urnas.

b) Este ascenso se completaría con un segundo movimiento dirigido a cambiar el apoyo de Podemos por el de Ciudadanos. Es cierto. Albert Rivera tendría sobre sí toda la presión tras caer en las urnas (como también confirman todas las encuestas). El mensaje sería clave: te has equivocado de estrategia oponiéndote cerrilmente a un acuerdo con el PSOE. Quizás sea la hora de cambiar el plan.

En ese momento, se cumplirían los mejores sueños del presidente en funciones que suspira por cambiar de socio: abandonar a los populistas de Podemos por los sensatos (y centrados) chicos de Ciudadanos.

El IBEX 35 también estaría feliz de apoyar semejante arrebato de cordura en clave financiera: confianza a los mercados por dos partidos que van a apostar por medidas socialdemócratas y liberales.

Más en twitter: @javierfumero

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable