La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Volver a empezar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia sin corbata
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia sin corbata

Me preguntan bastante estos días si no estoy sufriendo el síndrome post vacacional. Porque, efectivamente, en julio he disfrutado de unas estupendas vacaciones en Canarias y me acabo de incorporar al trabajo y a la vida cotidiana en Madrid.

No puedo negar que el vértigo existe. La cabeza es muy poderosa y puede provocar estragos si no se la tiene controlada. Mi secreto –y en ello estoy- es atesorar el descanso y subrayar el presente, el día de hoy, quedarme ahí. Esta mañana, esta tarde, esta noche son perspectivas asequibles, son coordenadas de más sencilla digestión que cargarse a la espalda todo un mes, todo un trimestre, todo un curso de doce poderosos meses.

Vivir al día permite, además, sacarle todo el jugo posible al presente que --por cierto- es lo único auténticamente real que tenemos entre manos. Somos fruto de nuestro pasado y vamos a afrontar un futuro, es verdad, pero donde nos jugamos auténticamente la felicidad es en este preciso instante. Ahora, aquí, ya. A veces estamos tan distraídos digiriendo un suceso de hace años o planificando lo que quizás nos depare el destino que descuidamos el hoy, el ahora. En ello estoy, insisto.

Mientras tanto, intento asimilar las curiosas polémicas políticas que están en boca de todos estos días: la corbata y el Falcón de Pedro Sánchez, la campañita copia y pega de Igualdad sobre las playas, el plan de ahorro energético basado en topar los aires acondicionados y las luces en escaparates, negocios y transportes…

Qué pereza, de verdad. Este Gobierno parece cada vez más liviano, insustancial, sustentado en gestitos de poco fuste. Ellos sabrán lo que hacen. O no.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?