La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Yo Landa

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
photo_camera La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

En Wikipedia se define el “Landismo” así: “nombre de cierto género y fenómeno cinematográfico español que se dio en los años setenta del siglo XX, al que da nombre el actor Alfredo Landa (su intérprete más representativo y destacado), y que aúna la comedia fácil con cierto erotismo de baja intensidad”. No me digan que la cosa no tiene su gracia.

Lo cierto es que contemplando el espectáculo que se ha montado en la izquierda a cuenta del proyecto de Yolanda Díaz, el mosqueo de Podemos y la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas me ha venido a la cabeza la expresión. El show que ha montado Pablo Iglesias el pasado domingo en ‘la Uni’ del partido morado tiene algo de landismo pero también es relevante. Por que él fue quien la invistió como su sucesora al frente de la organización, amparado en las encuestas y en los consejos de su amigo Iván Redondo.

¿Y qué pensaba? ¿Que Yolanda iba a comportarse como una simple marioneta? ¿Que no iba a tomar distancia de un partido tocado en su credibilidad, desgastado por un sinfín de contradicciones y herido de muerte tras comprobarse que falta sustancia, fuste y competencia?

Sólo hay que ver el trastazo que se pegó el propio Pablo Iglesias enfrentándose en Madrid contra Isabel Díaz Ayuso. Yolanda Díaz tomó nota, como muchos otros. Iglesias, Ione Belarra e Irene Montero están tocados, manchados. No suman. Son… muy poco políticos. Sólo están en el Gobierno porque Pedro Sánchez no ha tenido más remedio que darles cobijo. Pero apenas reúnen virtudes para estar ahí.

Por ejemplo, Yolanda Díaz es mucho mejor negociadora que sus todavía compañeros de aventura. Ella entiende que la política es pacto, llegar a acuerdos, diplomacia. Incluso con aquellos más alejados de uno mismo. Y entiende además que las mayorías están en el centro. A mayor radicalismo, más soledad.

¿Han oído pronunciarse a Yolanda Díaz sobre la ley Trans? No está en eso. No es que no le importe o no tenga una opinión al respecto. Es que considera que ese debate no suma en estos momentos. Y la política, no el landismo, es eso.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?