Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

800.000 lavavajillas

Lavadoras. Foto: Quike D-B.
photo_camera Lavadoras. Foto: Quike D-B.

La noche del domingo, 31 de mayo, 800.00 lavavajillas fueron activados a las doce de la noche, coincidiendo con el momento de la entrada en vigor de las nuevas tarifas eléctricas.

Las noticias sobre encarecimiento del recibo de la luz han provocado una psicosis en el país, y movilizado a los ciudadanos de forma compulsiva a encender y utilizar los electrodomésticos acomodándose a las horas de tarifa baja y media, es decir, las de consumo barato, que por supuesto comprenden los horarios nocturnos.

Parece que la subida de tarifas eléctricas ha cogido al Gobierno progresista con el pie muy cambiado, en una materia en principio especialmente sensible para los dos socios por la repercusión en las familias.

Uno de sus problemas, a la hora de reaccionar, es que, de los dos bandos, o sea, socialistas y podemitas, se conservan y se han rescatado declaraciones estupendas de sus líderes, cuando estaban en la oposición, condenando a la hoguera a los gobiernos de la derecha, del PP, se entiende, con ocasión de subidas semejantes en el pasado. Algunas de ellas muy lejos de la magnitud que ha alcanzado la actual reforma.

Desde la izquierda, el muñeco contra el que disparar son “las eléctricas”. Y desde luego parece haber motivo.

Ponen el acento en que el imprevisto encarecimiento del recibo de la luz se produce precisamente después de que el Gobierno haya aprobado una reforma que reducirá los beneficios de esas compañías en 1.000 millones de euros. Una cantidad que previsiblemente compensarán gracias a la subida de las tarifas.

Pero lo que desde la izquierda, o sea, desde los ámbitos progubernamentales, no se ha querido reseñar es que buena parte del precio de la luz se debe a impuestos estatales. Empezando por un IVA del 21 por ciento. Y que el Gobierno tiene en su mano rebajar el coste del recibo por el procedimiento de llevarse menos dinero.

Ya se aplicó a finales de 2019. En ese momento, coincidiendo con una subida de la luz, Hacienda comprobó que se habían alcanzado las previsiones de recaudación por ese concepto, y redujo la carga impositiva.

No lo ha planteado ahora, a pesar del impacto negativo del alza de la factura eléctrica. ¿Será porque quiere cargar la mano sobre las eléctricas? No me extrañaría.

Y, ojo, porque desde Podemos han aprovechado para rescatar su propuesta de nacionalización del sector. O, por lo menos, de crear una compañía eléctrica estatal.

Ione Belarra, la nueva lideresa, lo planteó, aprovechando una entrevista de Jesús Cintora en TVE. Y apuntó una vía para poner en marcha tal objetivo. La recuperación por el Estado de las centrales hidroeléctricas de Iberdrola y Endesa cuando terminen las concesiones actualmente en vigor y que caducan en los próximos años.

Atención a esa propuesta.

editor@elconfidencialdigital.com

Más en Twitter

https://twitter.com/JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes