Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Corrupto tú, corrupto él

Hablando de los numerosos casos de corrupción política que afectan al Partido Popular, un alto cargo del PP me comentaba: “¿Sabes por que se producen tantos escándalos en mi partido? Porque nosotros gobernamos en muchos sitios”.

Aquel dirigente establecía un paralelismo casi directo entre el número de puestos de responsabilidad que se ostenta y la incidencia de fenómenos de corrupción.

Aunque se trata de una explicación demasiado elemental, e incluso con ciertos tintes exculpatorios, pienso sin embargo que no le faltaba alguna razón. Al menos en la línea de que, quien no gobierna en ningún sitio, es difícil que se vea afectado por escándalos económicos. Y al revés.

Me ha venido a la cabeza el comentario de aquel dirigente popular al ver estos días algunos episodios novedosos relacionados con la corrupción. Por ejemplo, el de los cuatro concejales socialistas de Getafe implicados en el llamado “caso aparcamientos”, uno de ellos el en su día mítico alcalde, Pedro Castro, ahora en las filas del PSOE.

Y en ese sumario aparece incluida también Silvia Ullarra, la concejal de Hacienda, perteneciente a Izquierda Unida.

Otro episodio parecido tiene que ver con la decisión de la juez Alaya de investigar al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, en relación con los ERE’s falsos. Valderas es dirigente regional de Izquierda Unida.

Los que no gobiernan no tienen problemas de corrupción, pero, por lo visto, en cuanto se empieza a pisar poder aparecen los estropicios. Y aquí parece que no valen las siglas.

Y tampoco es excusa la ubicación ideológica: no hace falta citar las denunciadas corruptelas de UGT, de Comisiones Obreras...

Eso puede afectar incluso a formaciones que apenas acaban de nacer. Jordi Cañas, portavoz de Ciutadans en el Parlamento de Cataluña, está siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia por un delito contra la Hacienda Pública, en relación con un fraude fiscal de medio millón de euros.

 

 Todo, bastante lamentable, la verdad. Y muy desanimante.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?