Confidencialmente

Blog

Independentistas catalanes, ¡qué cansos!

Alguna vez he escrito en esta columna sobre los "cansa almas", esos que siembran a su alrededor hartazgo y hastío, especialistas en desanimar y desalentar.

Pertenecen a diversos ámbitos, pero abundan especialmente en el campo de la política. Sobre todo de la actuación política. Pesados, repetitivos, insistentes, inasequibles al desaliento, contumaces... personajes o colectivos que acaban provocando el aburrimiento y, como digo, cansancio en las almas.

A esa categoría, y en posiciones privilegiadas, pertenecen una buena parte de los independentistas catalanes en activo. Por su pertinacia irredenta.

Lo digo a propósito del Pleno del Parlament que vimos este jueves en Barcelona, donde volvieron otra vez las monsergas de antaño, los postureos, las proclamas, los lazos amarillos, la desobediencia a las reglas parlamentarias...

Cuando parecía que habían escarmentado, tras los evidentes fracasos cosechados con el famoso 'procés', con el fallido e ilegal referéndum del 1-O, con la inútil supuesta proclamación de la república catalana, que, todo junto, han llevado a la aplicación del 155, a procesamientos e ingresos en prisión, a falsos arrepentimientos públicos, a la tocata y fuga de Puigdemont y Anna Gabriel, etc., etc., por lo visto no han aprendido nada.

Retornan las cantinelas independentistas, los trucos para decir sin decir (no vaya a ser que los jueces intervengan), las maniobras paralegales dirigidas a bordear leyes y reglamentos, y finalmente la reivindicación del referéndum ilegal, el recuerdo a la república catalana y la exaltación del heroico líder en el exilio.

Vuelven a las andadas, como si nada hubiera ocurrido estos meses.

En mi tierra, en Navarra, existe una expresión popular dirigida a todos estos aburridores de almas: ¡Qué cansos!

Vistos los acontecimientos del jueves en Barcelona, en el Parlament, no puedo sino exclamar eso mismo: ¡Qué cansos!

En cualquier caso, espero y deseo que quienes no se cansen sean los jueces y fiscales, la Audiencia Nacional y el Tribunal Constitucional.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo