Confidencialmente

Blog

PSOE, ni olvido ni perdón

Asistí el lunes, en el Congreso de los Diputados, al homenaje rendido al periodista Gonzalo López Alba, recientemente fallecido, a quien sus compañeros informadores parlamentarios quisieron recordar, y al que dediqué en su día unas líneas en esta página.

Nos encontrábamos allí un buen número de periodistas, de todos los medios informativos, y también algunos parlamentarios, prácticamente todos ellos del PSOE y casi ninguno del Partido Popular, con excepción destacada de la propia titular del Congreso, Ana Pastor, que presidió el acto.

Además de José Luis Rodríguez Zapatero, amigo personal de Gonzalo y que pronunció unas sentidas palabras, entre los socialistas presentes figuraban Alfredo Pérez Rubalcaba, Javier Fernández, Patxi López, Eduardo Madina, Odón Elorza, José María Barreda, Cipriá Ciscar, César Luena...

Eché en falta, con sorpresa e incluso con dolor, la asistencia de miembros de la actual dirección del partido, o sea, del PSOE de Pedro Sánchez. Ni del primer nivel, ni del segundo nivel. Parecía que hubiera habido una consigna, algo así como una prohibición mezquina.

No me extrañaría que tal cosa hubiera ocurrido, porque en el actual PSOE la falta de magnanimidad y de grandeza se han convertido en marca identificativa.

El estilo rencoroso de su líder Pedro Sánchez, al que ya me he referido en otras ocasiones, parece haberse contagiado al resto del equipo, que no perdonan a Gonzalo el sentido de algunas de sus crónicas, y, en concreto, que, atendiendo a los datos que el periodista había recabado, pronosticara la victoria de Susana Díaz en las primarias.

En este PSOE, el de Sánchez, no hay lugar al olvido y el perdón para nadie.

El PSOE, su historia, su trayectoria, son más, mucho más, que Pedro Sánchez y su actual corte. Un grupo que un día, más pronto que tarde, pasarán. Pero el excelente trabajo periodístico realizado durante años por Gonzalo López Alba, quien, tal como se afirmó durante el acto, sabía más del PSOE que el propio partido, quedará como recuerdo y ejemplo de honradez, objetividad y limpieza. Y eso tranquiliza un poco.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo