Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Podemos: son comunistas pero no “los de siempre”

Publiqué el viernes, en esta sección, un artículo titulado “¿Podemos? Son los comunistas de siempre”, en el que relataba que Pedro Sánchez y su partido van a defenderse del asedio del partido de Pablo Iglesias, en la inminente campaña electoral, insistiendo en que ese partido en realidad son “los comunistas de siempre”. Creen los socialistas que así podrán evitar verse fagocitados por esa nueva fuerza de izquierdas.

Atendiendo a los orígenes y trayectoria ideológica del propio Pablo Iglesias, pero también de la práctica totalidad de su guardia pretoriana, evidentemente proceden del comunismo. Y son comunistas. Y, aunque no lo proclaman demasiado, por razones coyunturales y electorales, tampoco reniegan de ello. Ni lo dicen, ni lo niegan.

Ese blog del viernes ha merecido un buen número de comentarios. Pero me ha resultado especialmente interesante el que publicó un veterano periodista, Miguel Cifuentes, también viejo amigo, de cuyas atinadas consideraciones quiero hacerme eco. Su tesis de fondo es que Podemos no son exactamente “los comunistas de siempre”.

Son -escribe Miguel Cifuentes- marxistas reconvertidos en el lenguaje, algo muy importante. Hablan de “la gente”, no de las masas o de las clases, a la que pretenden representar. Han cambiado signos y gestos: fuera la bandera roja, fuera la hoz y martillo, fuera “La Internacional”.

Iglesias -continúa- ha entendido a Gramsci: fuera banderas y puños, dejemos himnos, hablemos a la gente de lo que quiere oír.

Los de Podemos tienen un público claro, bien identificado: indignados, parados, desahuciados… Y manejan con intensidad las redes sociales, donde hay mucho cabreo y poca reflexión.

Podemos vende mensajes sencillitos: la mayoría somos la gente que trabaja y que paga impuestos; y la minoría (ricos, multinacionales, bancos, evasores, capitalistas) nos roban, pero controlan el poder a través de partidos corruptos (PP y PSOE). Si nos votas, gobernará la gente (nosotros) y habrá cero fraude fiscal y cero corrupción, y dinero para todo.

Prometen -añade Cifuentes- prestación de paro indefinida para todos, pensiones dobles de las actuales, salario mínimo de nivel alemán, educación, sanidad y ayuda a la dependencia de primer nivel, y todo gratis total. Se pagará con los impuestos que pondremos a los ricos. La gente no pagaremos impuestos. Sencillito, concluye su comentario.

Pienso que la descripción resulta bastante atinada. Son comunistas, pero no los de antes, los viejos del PCE, sino reconvertidos, actualizados, maquillados, que han aprendido de los errores propios y de los cometidos por otros. Han estudiado la teoría y la práctica política, y están aplicando sus conclusiones con un pragmatismo absoluto, en el que vale casi todo.

 

Podemos pretende, por supuesto, apropiarse de los votantes comunistas, y mucho más ahora que está a punto de hacerse con la Izquierda Unida de Alberto Garzón. Pero lo hace sin renunciar a muchos otros más, miles y millones. Incluidos amplios sectores que nunca han pensado votar, ni votarían, a comunistas.

Son comunistas, sí, pero no son “los de siempre”. Y el PSOE tendría que tomar buena nota, si desea sobrevivir a su acometida.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?