Confidencialmente
José Apezarena
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Prohibidas banderas de España en el Nou Camp

Uno de los puntos de interés en la final de la Copa del Rey, entre el Sevilla y el Barça, se ha concretado en la prohibición de exhibir la estelada en el interior del estadio Vicente Calderón.

El anuncio de la Delegación del Gobierno ha provocado una enorme polémica, aumentada por el aviso del presidente catalán, Carles Puigdemont, y de la alcaldesa, Ada Colau, de que no asistirían al encuentro, como protesta por esa medida.

Hay, por supuesto, opiniones para todos los gustos. No faltan quienes sostienen que se trata de un decisión gubernamental desafortunada, que contribuye a avivar el fuego independentista ahora que había entrado en fase de cierto derrumbe.

Otros, por el contrario, se aferran a que la legalidad debe ser cumplida aunque ello provoque disgustos, y que no debe estar sometida a oportunismo políticos. Y recuerdan las sanciones de la UEFA al Barça precisamente por la exhibición de esteladas en un partido internacional.

Lo que pasa es que este problema no es nuevo. Y que tiene precedentes lamentables también desde el otro lado, es decir, por parte de los que ahora se declaran agraviados.

Me remito a un hecho que en su día contaron los aficionados del Atlético de Madrid, pero sin que entonces nadie protestara en serio.

Escenario: el Nou Camp. Ocasión: última jornada de la Liga 2013-2014. Motivo: partido entre el Barça y el Atleti en el que ambos se jugaban el Campeonato. Lo ganaron, por cierto, los madrileños, al finalizar con empate a uno.

¿Qué pasó aquel día? Pues que los hinchas del Atlético de Madrid que llegaban al estadio para asistir al encuentro se encontraron con que los servicios de orden les registraban, algo en principio nada excepcional. Lo novedoso era que, aquellos que llevaban consigo una bandera de España, para animar a su equipo haciéndola ondear desde la grada, fueron obligados a desprenderse de ella. Si querían entrar, debían hacerlo sin la bandera de su país.

En resumen, interceptaron las banderas nacionales. Prohibidas de hecho en el Nou Camp. No se sabe por quién, por qué, ni con qué motivo. Pero así ocurrió. El suceso se contó en foros atléticos, como por ejemplo en colchonero.com. Pero apenas tuvo repercusión. Al contrario de lo que ahora está ocurriendo con las esteladas. Que son, por si alguien lo ha olvidado, enseñas que promueven la independencia de Cataluña.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes