Confidencialmente

Blog

Soraya sale escaldada de Cataluña

"Lo de Cataluña no ha salido bien". Es el comentario-resumen que se escucha entre algunos miembros del Gobierno y entre dirigentes nacionales del Partido Popular.

Cuando Mariano Rajoy encargó a Soraya Sáenz de Santamaría que asumiera el mando de la "operación Cataluña", fueron muchos los que lo interpretaron como un respaldo a la vicepresidenta, una muestra de confianza en ella, una prueba del poderoso mando que ejercía desde Moncloa.

No faltaron entonces, sin embargo, analistas que lo consideraron un caramelo envenenado, dada la enorme dificultad que suponía afrontar, y menos aún resolver, un desafío tan complejo y grave como el que se estaba cociendo en aquella comunidad autónoma. Un problema irresoluble, al menos en el corto plazo.

Y, por así decirlo, desde que la vicepresidenta se hizo cargo de ese cometido, las cosas no han podido ir peor. De lo que han sido clara muestra episodios como la desastrosa celebración del referéndum de independencia, a pesar de que el Gobierno repitió una vez tras otra que nunca tendría lugar. Se celebró y, encima, aquel día al Ejecutivo la situación se le fue de la mano.

Sin perder de vista sucesos como los graves incidentes ocurridos en las calles con motivo de la detención de varios consellers y del registro en la Consejería de Economía. Y la bochornosa declaración de independencia en el pleno del Parlament, la fuga de Puigdemont a Bruselas...

A lo que se ha añadido ahora una discutible, por timorata, aplicación del artículo 155, que, entre otras cosas, permite a los Mossos seguir con sus propios mandos, y a TV-3 mantener los contenidos y planteamientos informativos de la época de gobierno independentista

Si a todo ello se suma el demoledor resultado electoral que las encuestas auguran el PP en las elecciones autonómicas de hoy... peor no ha podido salir el experimento.

Así que de todo ello, y muy a su pesar, sale perjudicada, bien perjudicada, la figura de Soraya Sáenz de Santamaría. Una persona capaz y preparada, técnicamente valiosa, pero políticamente con los pies de barro porque su único soporte es la persona de Mariano Rajoy. Ni tiene implantación en el partido como aparato y como organización, y eso es algo que, el día que estalle la batalla de la sucesión en el PP, le puede perjudicar sobre manera. Al tiempo.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?