Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Algo no va bien: Pedro Sánchez ‘necesita’ que le aplaudan

Los ministros aplauden a Pedro Sánchez en La Moncloa.
photo_camera Los ministros aplauden a Pedro Sánchez en La Moncloa.

Me parece que algo no va bien. No va bien para Pedro Sánchez. Si no, ¿a qué viene esa lluvia de aplausos que se ha desatado en las filas del Gobierno y del PSOE?

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Le hicieron el pasillo en La Moncloa a la vuelta de la cumbre de Bruselas, en la que se aprobó el plan europeo de reconstrucción post-Covid. Lo repitieron al día siguiente, con la ovación en el hemiciclo del Congreso, tributada por los diputados puestos en pie.

Y nueva aclamación ayer, en el Pleno del Congreso, al que, para ello, los socialistas acudieron en bloque, saltándose el aforo y sin guardar las famosas distancias de seguridad. Imagino que el Gobierno se auto impondrá multas por vulnerar las normas de protección contra el coronavirus.

Parece, pues, que todo es poco ahora para mostrar al líder una fervorosa adhesión y total respaldo. ¿Será que lo necesita?

Si lo necesita es porque algo no va. O no va a marchar bien a corto plazo.

Para empezar, a lo mejor pretendían restañar las heridas sufridas durante la cumbre europea, en la que Sánchez fue vapuleado a base de bien.

O quizá la clave está que se le viene torciendo la deriva del Covid-19. Tan mal ve las cosas, que no descarta tener que implantar de nuevo el estado de alarma en el país.

Y, si volviera el estado de alarma, se convertiría en un enorme fracaso del Gobierno. Así lo percibirán, al menos, la mayoría de los ciudadanos. Aunque no tenga directamente la culpa, al final el responsable de los grandes retos del país, y sobre todo de los fracasos, siempre es el Ejecutivo. Por acción o por omisión.

Todo ello sin perder de vista el mazazo que un nuevo estado de alarma puede representar para la tambaleante economía nacional.

La cifra de un millón de empleos destruidos (a la que habrá que sumar buena parte del porcentaje de quienes se encuentran en ERTE) también explicaría esos esfuerzos del entorno de Pedro Sánchez por respaldar al líder a como dé lugar, aunque sea aplaudiendo y enviando después la imagen a las televisiones.

En ese entorno de incertidumbre podría explicarse la última afirmación del presidente del Gobierno, diciendo, con toda frescura, que la recuperación "acaba de comenzar". Es aplicación directa del viejo principio de que, si es necesario, la realidad se retuerce todo lo que sea preciso para conseguir que no se sepa lo que ocurre.

Así que no van bien varios asuntos de fondo. Cosas importantes. En esa línea, habría que citar el estrepitoso fracaso de la famosa comisión de reconstrucción que ha presidido Patxi López, que no va a servir para nada. Un fiasco político del Gobierno.

Para intentar taparlo, y para acallar a los empresario, en la línea de lanzar fuegos de artificio que caracteriza al equipo de Moncloa, aparentemente se creó un comité de cien expertos que se ocuparían de relanzar el país, y de cuya existencia no ha vuelto a saberse nada. ¿Dónde están? ¿Qué hacen?

A ver si va a ocurrir lo mismo que con el comité para organizar las fases de la desescalada, que resulta que nunca existió. Así lo ha reconocido el propio Gobierno. Y eso que Moncloa llegó a afirmar en una ocasión que el presidente se encontraba reunido con el “comité técnico”.

Trataron de esconder la mentira negándose aparentemente a dar los nombres de sus integrantes, y resulta que no había comité. El equipo de Moncloa es capaz de todo.

Incluido organizar una oleada de aplausos al jefe. Que por lo visto lo necesita.  Visto lo visto, se entiende.

[email protected]

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?