Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Cómo ayudar a Pedro Sánchez a volver a ser presidente del Gobierno

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.
photo_camera Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.

Pedro Sánchez ha echado mano de la calculadora y se dedica a hacer sumas y restas, de cara a su posible investidura como presidente del Gobierno.

Sumas y restas centradas en ver qué apoyos puede recibir, en función también de las decisiones que él mismo, su partido, vayan tomando aquí y allá. Por ejemplo, en Navarra, donde, si permite a UPN hacerse con la presidencia tendrá, a cambio, el apoyo (o la abstención, que al final sirve lo mismo) de sus dos diputados en la votación en el Congreso.

Cálculos que incluyen atisbar cuál será el voto del PNV si el nacionalismo vasco pierde Navarra, pero también cómo se comportarán los diputados canarios, que han proclamado que no apoyarán a Sánchez si pacta con Podemos. Por no hablar de la decisión que puedan tomar los diputados de En Comú que lidera Ada Colau, candidata a repetir como alcaldesa de Barcelona pero para lo cual tendría que producirse la renuncia del PSC.

Parece bastante claro que Pedro Sánchez conseguirá la investidura, de una forma o de otra. Determinación no le falta. Si fuera preciso, coaligándose con Podemos, con los independentistas… con lo que sea.

En los ámbitos políticos avanza cada vez más la idea de “ayudar” el líder del PSOE para que continúe en La Moncloa sin necesidad de echar mano de compañías tan peligrosas, para la estabilidad del país y sobre todo para su bienestar económico.

¿En qué consistiría esa “ayuda” a Pedro Sánchez? En que alguno de los dos grandes partidos, o incluso los dos, se abstengan en la segunda votación de investidura, con lo que al candidato casi le bastaría con sus propios escaños, y se vería investido sin hipotecas indeseables. No tendría que pagar precios inconfesables.

No faltan quienes recuerdan que los socialistas lo hicieron así en el caso de Mariano Rajoy en 2016: se abstuvieron atendiendo entonces al interés del país, que no podría soportar otro largo periodo de Gobierno en funciones y unas terceras elecciones generales seguidas.

Esa opción se está analizando en los cuarteles generales de Ciudadanos y de Partido Popular. Aunque ahora no quieran decirlo, e incluso lo desmientan.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?