Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Chaves y Griñán no son honorables. Para nada

Manuel Chaves y José Antonio Griñán.
photo_camera Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Lo consiguió Pedro Sánchez. La destructora sentencia de los ERE de Andalucía se ha conocido después de celebradas las elecciones generales. Con lo que se ha ahorrado un gravísimo problema.

Es fácil de adivinar qué habría ocurrido, para las expectativas electorales del PSOE, si el fallo se hubiera conocido una o dos semanas antes del 10-N. Los 120 diputados conseguidos quizá se habrían convertido en 80. Y el líder socialista tendría que haberse marchado a su casa.

Por cierto, el fallo también se ha dado a conocer después del anuncio de acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para formar un Gobierno de coalición.

¿Alguien se imagina cómo habría actuado el líder de Podemos, si las condenas de Chaves y Griñán, y una veintena más de socialistas andaluces, se hubiera notificado antes de ese pacto? ¿Habría firmado y abrazado igualmente a su colega Sánchez? ¿Qué habrían dicho sus bases?

Porque la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha sido muy clara, firmando este tuit, escrito sobre fondo rojo: “PSOE Andalucía. Ahora, devolved lo que habéis robado”. Y ha dicho que la pervivencia de ese partido al frente de la Junta se ha fundamentado en el dinero distraído y repartido.

¿Cuál ha sido la reacción del PSOE y el Gobierno tras la sentencia? Curiosamente, la misma que protagonizó la dirección del PP cuando estallaron sus propios escándalos de corrupción. Respuesta: se trata de un asunto del pasado, no es una cuestión del partido porque los condenados ya no son militantes. O sea, un ejemplo palmario de lo que suele llamarse “excusas de mal pagador”. Como en el caso anterior, por supuesto.

Pero ha habido un mensaje desde Ferraz, y por parte de algunos de sus portavoces, como José Luis Ábalos, que no puedo menos que comentar. Este: seguimos confiando en la honorabilidad de Chaves y Griñán porque ninguno se llevó dinero al bolsillo.

Tengo que discrepar con rotundidad. Ni Chaves ni Griñán son honorables.

La sentencia declara probado que los dos sabían lo que estaba pasando en la Junta, es decir, la malversación de 680 millones de euros. Y dejaron hacer.

Miraron a otro lado porque esas cantidades, inicialmente destinadas a los parados, iban a las manos de amigos y amiguetes, a militantes y simpatizantes, a cargos y carguillos. Estaban lubricando ese voto socialista que les ha sostenido durante cuarenta años.

Con la novedad, en esta ocasión, de que el chorro de dinero era espectacular. Para algunos, con billetes como para “asar una vaca”.

Pregunto. ¿Se es honorable permitiendo la corrupción? ¿Basta la excusa de que yo no me he llevado ni un céntimo?

Rotundamente no.

Durante la Transición, los socialistas enarbolaron un conocido lema: “Cien años de honradez”. A lo que algunos añadieron, malintencionadamente: “Y ni uno más”.

Porque entonces llegaron Filesa, Malesa y Time Sport. Se calcula que recolectaron hasta mil millones de pesetas. Y vino la condena al PSOE como partido.

Desde entonces, durante años, los socialistas afirmaban que la corrupción ya no iba con ellos. Que no la practicaban porque habían “aprendido” de lo que les ocurrió en los años ochenta.

Se ve que no aprendieron mucho. No, al menos, en Andalucía. Al menos.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?