Confidencialmente

Blog

El sexo de las madres

Centro comercial de El Corte Inglés.
photo_camera Centro comercial de El Corte Inglés.

El Gobierno valenciano ha abierto expediente a El Corte Inglés por su campaña "100% madre", sobre el Día de la Madre, tras una queja de la consejería de Igualdad, que lo ha considerado un mensaje “sexista”. La sanción puede ser de 3.000 y 15.000 euros.

Los grandes almacenes han explicado que la campaña estaba “enfocada a rendir un homenaje a las mamás '100% madres' que además de serlo, no se olvidan de ser mujeres, trabajadoras, responsables y comprometidas con la sociedad".

"Las millenials más primerizas -añade-, las mamás con hijos adolescentes y las más sénior, que tienen hasta nietos, todas son '100% madres' y siempre están ahí cuando se las necesita. La mamá que trabaja en casa cuidando a su familia; la que sale cada día a trabajar; la que intenta sacar tiempo para ella cuando los niños se han dormido; la que queda con las amigas para ir a correr o a cenar una noche; y la que hace verdaderos malabares para recoger a los niños del colegio aunque tenga compromisos profesionales. Todas son '100% madres', pero también son mujeres de hoy, que aportan mucho a la sociedad con su esfuerzo y trabajo en casa".

La consejería valenciana se ha acogido a la Ley de Comunicación Audiovisual, que especifica que "está prohibida toda publicidad que utilice la imagen de la mujer con carácter vejatorio o discriminatorio". Y yo me pregunto, ¿qué hay de vejatorio o discriminatorio en ensalzar la figura de la madre? ¿De verdad lo creen así en la consejería? ¿Qué les pasa? ¿Es que no han tenido madre?

La consejería considera que esta publicidad "fomenta un estereotipo de madre que resigna a las mujeres a cumplir con su papel de 'buena madre' basado en la entrega por encima del resto de identidades que la conformen". ¿Es perseguible destacar a las buenas madres, que, además, son todas?

Pero vamos con la parte más mollar: la acusación de que una campaña en favor de las madres es un mensaje "sexista", palabra que connota la tacha de ser algo reprobable y rechazable.

Lo que pasa es que el sexo existe. Más aún: ahora parece que, en lugar de dos, los de siempre, hay varios sexos, incluso muchos. Entonces, cualquier alusión o referencia a ese dato merecería un expediente por “sexista”, ¿no?

Con lo que el mismo Día de la Madre es sexista, y por tanto delictivo, o al menos sospechoso. Además de discriminatorio, porque no trata con igualdad, porque distingue a las madres de quienes no lo son.

Pero, entonces, también la celebración del Día del Orgullo Gay es sexista, ¿no?. Y, encima, discrimina a los no gays.

Hasta el mismísimo Día de la Mujer, el 8 de marzo, tan sonoramente celebrado en España entraría en esas categorías.

En fin, que estamos, una vez más, en la cuesta abajo del despropósito más torpe. Eso sí, desde instancias oficiales y por tanto con cargo a los presupuestos públicos.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable