Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

España no Suma todavía… y no es seguro que lo haga

Albert Rivera y Abascal en el acto de la plaza de Colón
photo_camera Albert Rivera y Abascal en el acto de la plaza de Colón

Pablo Casado se planteó desde el principio, tras su llegaba al liderazgo del PP, el reto de volver a unificar en España el centro derecha, representado durante décadas por el Partido Popular como formación de Gobierno.

Está convencido de que es la única forma de arrebatar el poder a los socialistas, porque tres formaciones compitiendo por ese ámbito (Vox, PP y Ciudadanos) constituye un suicidio político.

La idea sería construir a nivel estatal un partido único de centro derecha, que podría llamarse España Suma, a imitación de lo que se inició primeramente con Navarra Suma, y que de alguna manera va a repetirse en Cataluña y en el País Vasco, aunque no en Galicia.

Por cierto, que ese nombre, además de “patriótico”, puesto que lleva incluida la palabra España, alejaría el mal recuerdo de los peores años del Partido Popular, los de la corrupción casi generalizada que necesita que se olviden de una vez por todas.

El proyecto unificador es ambicioso, es incluso hasta posible, pero no va a resultar nada sencillo de articular.

Con Ciudadanos lo puede tener más fácil, en la medida en que ese partido atraviesa una notable crisis electoral y también de liderazgo, tras el abandono de su primer presidente y fundador.

Inés Arrimadas prácticamente se ha asegurado hacerse con el mando gracias a la amplia victoria previa sobre su rival Igea en la elección de compromisarios, está diciendo que colaboración y sumar fuerzas, por supuesto, pero que “de absorción nada”. Ya veremos.

Donde lo va a tener muy difícil, podría decir que imposible, es con Vox. Un partido que se encuentra en un momento dulce, porque está en fase de crecimiento y consolidación, tras haberse convertido en la tercera fuerza del país en las últimas elecciones generales.

Para que, en un futuro de medio plazo, Vox pudiera entrar en vías de negociación con vistas a una posible integración a tres, tendrían que pasar unas cuantas cosas, incluyendo una crisis a la baja al estilo de lo que ocurre con Ciudadanos. Y eso hoy no parece muy probable.

 

Menos aún si atendemos a algunas circunstancias externas que causarán inquietud en la población, y serán por tanto caldo de cultivo de ese voto temeroso, o enfadado, que ha llenado los zurrones electorales de Vox.

Me refiero a una inminente crisis económica, que ya se anunciaba pero que se verá muy agravada a nivel mundial por la epidemia del coronavirus. Y al desafío de la emigración, no solamente no resuelto sino incluso exacerbado, como se está viendo ahora con las multitudes sirias camino de Grecia y Turquía, y por tanto en dirección a Europa.

España no Suma todavía y, como digo, no es seguro que un día lo haga.

editor@elconfidencialdigital.com

Más en Twitter

Destino. Ventana principal.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable