Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

El Estado de la Nación según Sánchez

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, durante el cierre de campaña del PSOE-A en el Muelle de las Delicias, a 17 de junio de 2022, en Sevilla (Andalucía, España)
photo_camera Pedro Sánchez, durante el cierre de campaña en Andalucía

Pedro Sánchez ha cogido últimamente la costumbre de regalar titulares llamativos a los medios amigos, únicos a los que concede entrevistas.

Ya se sabe que administra de manera conveniente a qué micrófonos acudir y ante qué cámaras de televisión sentarse, porque no quiere riesgos.

En ese elenco de elegidos aparecen El País, la Cadena SER, La Sexta, Radio Nacional...

Dentro de esa dinámica de ofrecer buenos titulares hay que situar, por ejemplo, el anuncio del presidente de que el Gobierno va a convertir en fijos a 67.300 sanitarios, que fue portada en El País.

Este tipo de avisos aparatosos siempre hay que tomarlos con pinzas. En este caso, no es que el Gobierno, o su presidente, hayan tenido la benéfica idea de resolver la situación laboral de los sanitarios, sino que se trata de una obligación de Estado, impelidos por una disposición europea que vincula a todos los países. Algo que casi se ha ocultado.

Y lo mismo ocurre con los plazos, porque en todo caso para alcanzar la cifra de 67.300 habrá que esperar hasta 2025. Otro detalle que se pierde en el barullo de la novedad informativa.

Ahora, Pedro Sánchez tiene una ocasión de oro para explayarse a tope en promesas y proyectos: el debate del Estado de la Nación, que comenzará el martes.

Es conocido que el presidente del Gobierno aprovechará la ocasión para anunciar unas cuantas ‘medidas estrella’, de esas que coparán de nuevo las portadas.

De cara a ese escenario, Sánchez se propone volver a actuar como malabarista político a la hora de organizar ese pleno tan esperado, primero que celebra desde que es inquilino de La Moncloa.

 

Con el argumento que por la mañana está convocado el Consejo de Ministros, la sesión del Congreso empezará por la tarde. Y su intención es que únicamente tenga lugar el discurso presidencial, sin abrir turnos de réplica. De esa manera, pretende asegurarse los titulares de los telediarios nocturnos y las portadas del día siguiente.

Va a intentar que el primer partido de la oposición, el PP, no intervenga hasta el miércoles por la mañana, y en principio tiene mayoría suficiente en la Mesa del Congreso para lograrlo. Digo en principio, porque sus socios se muestran bastante escaldados con algunas de las últimas decisiones del Gobierno (los 1.000 millones de aumento de inversión militar es un ejemplo más) y a lo mejor pretenden pasarle factura. Veremos.

¿Qué Estado de la Nación va a dibujar Pedro Sánchez? Hay dudas entre los analistas. Se cuenta que no quiere repetir el enorme fallo cometido por su antecesor Rodríguez Zapatero cuando, en vísperas de la grave crisis económica de 2018, se dedicó a pintar una situación inmejorable, hablando de “brotes verdes” y de ganar la Champions de los países más ricos de Europa.

El presidente conoce que en otoño llega una recesión muy dura, y no sabe cómo compaginar presentar, por un lado, una situación del país suficientemente optimista y hasta esperanzadora, y, por otro, advertir de los nubarrones que nos amenazan.

Hay apuestas sobre cuál será finalmente la línea que escogerá. Sánchez cree que Zapatero pagó muy caro su intento de engañar al país sobre cuál era entonces el verdadero estado de la nación. Y no quiere repetir el fallo.

editor@elconfidencialdigital.com

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?