Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Estoy a favor de los indultos

Oriol Junqueras en un mítin de ERC.
photo_camera Oriol Junqueras en un mítin de ERC.

"Si llevan a normalizar las cosas, bienvenidos sean". Eso afirmó sobre los indultos el presidente de los empresarios, Antonio Garamendi. Nunca lo hiciera, porque le ha caído la del pulpo.

Tal ha sido la escandalera, y tantos los palos recibidos, que el presidente de la CEOE ha tenido que salir a la palestra para aclarar que “no está a favor” de indultar a los presos independentistas catalanes.

Tras mostrar su sorpresa, y tristeza, por los fuertes ecos que se ha dado a sus palabras, producto -dice- de una situación política radicalizada, ha explicado que lo que quiso decir era que, como presidente de la CEOE, le gustaría que hubiese una situación de "normalidad y estabilidad", para que las "empresas que se han tenido que ir" pudieran volver.

Por lo visto, el Gobierno justificará los indultos en la “utilidad pública”, diciendo que servirán para “fomentar la convivencia en Cataluña”.

Sostendrá que es una apuesta para facilitar la salida a la crisis catalana, un mensaje a los ciudadanos que sienten un profundo desgarro por la cárcel de sus líderes, y no tanto una medida de gracia a los propios presos, que ni han pedido el indulto ni han mostrado arrepentimiento. Es -argumenta- un gesto hacia la sociedad que les vota, no hacia ellos.

Bueno, pues yo también voy a pronunciarme. Estoy a favor de los indultos.

Estoy a favor, si eso va a traer la “normalización” de la situación en Cataluña, como repite el presidente del Gobierno.

A favor, si resuelven definitivamente el contencioso catalán.

Evidentemente, la política está para solucionar problemas. Y si, con todas las salvedades que puedan hacerse, una medida de ese estilo pone fin a un desafío mucho más grave, como es el conflicto de Cataluña, bienvenido sea el indulto.

Estoy a favor, en fin, si el presidente del Gobierno firma esa medida de gracia por patriotismo, por el interés limpio de España y de los españoles.

Dicho todo lo anterior, me planteo. La medida de gracia a los condenados por secesión ¿va a normalizar la situación en Cataluña? No.

No va a normalizar, porque los conspiradores tienen voluntad de seguir adelante con su proyecto. Y esto no es una suposición o una adivinanza. Lo han afirmado paladinamente, diciendo: “Lo volveremos a hacer”. Volverán a intentar romper España.

¿Van a resolver de fondo los indultos el conflicto catalán en sí? No, sino todo lo contrario.

Si se conceden, como todo hace suponer, y los condenados salen a la calle, el problema se agravará. ¿Por qué? Porque sus discípulos, los secesionistas de la siguiente generación,  habrán recibido un ejemplo altamente peligroso.

Los herederos, esos que ahora están en los CDR y demás, habrán visto cómo sus mayores han alcanzado la patriótica consideración de héroes nacionales, y ello a un precio muy barato: a cambio de un tiempo en prisión de tres o cuatro años, en cárceles amigas, donde se les ha tratado con consideración, entrando y saliendo, y les han facilitado hasta despachos donde recibir a seguidores y negociar con políticos de otros partidos, como ocurrió con los Presupuestos del Estado pactados con Pablo Iglesias en Lledoners.

Según el Gobierno, la medida se toma como un gesto hacia los catalanes que sienten “desgarro” viendo a sus líderes en prisión. Y yo planteó: ¿y qué pasa con los catalanes que no les votan, sino todo lo contrario? Más aún, ¿que ocurre con el resto de este país, es decir, con los españoles? ¿Qué atención se presta a su voluntad y qué mensaje se les manda?

¿Pedro Sánchez aprobará los indultos por patriotismo? ¿Lo hará por el interés de los españoles? De ninguna manera.

El presidente del Gobierno está mirando solo a su futuro político. Únicamente busca garantizar como sea la permanencia en La Moncloa, que pasa por asegurarse los apoyos de Esquerra. Y ya está. No hace falta volver a escucharle cuando, antes, se oponía frontalmente a esa medida de gracia.

Yo, en fin, estaría a favor de los indultos si se cumplieran los requisitos planteados. No ocurre así. Entonces, estoy en contra.

editor@elconfidencialdigital.com

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?