Confidencialmente

Blog

No y no a las armas

Armas intervenidas por la Guardia Civil
photo_camera Armas intervenidas por la Guardia Civil

Voy a pronunciarme desde el principio: estoy en contra de las armas. Rotundamente en contra de la libre legalización de su venta en España.

¿Por qué? Porque pienso que eso provocará muchos más problemas que los que aparentemente se pretenden remediar con su proliferación.

Tengo para mí que una de las bendiciones, entre otras, de este país es precisamente el estricto control que se ejerce sobre las armas de fuego, eficazmente cumplido por la Guardia Civil en todo el territorio nacional.

¿Que una pistola, un revólver, puede resolver algún problema ocasional? Sin duda. ¿Que pueden salvar a una persona, a una familia, en una concreta situación de peligro? Por supuesto. Y para ellos eso podría bastar.

Sin embargo, pienso que la normalización de las armas de fuego causará muchos más episodios de violencia. Y seguramente más graves.

Nunca he olvidado lo que ocurrió a un conocido periodista español. Viajaba en el coche con su mujer, sufrió un incidente de tráfico, hubo un enfrentamiento con el otro conductor, y en un momento de exasperación sacó el arma que llevaba en el automóvil (para la cual tenía licencia) y disparó y mató al otro conductor. El periodista acabó en la cárcel.

Guardo la convicción de que, si no hubiera tenido a mano la pistola, no habría existido una víctima mortal, y el protagonista no habría ido prisión.

Me da pánico pensar que en los domicilios puede haber armas de forma normal. Por el contrario, pienso que España está muy bien sin armas, y que sería un grave error, un retroceso, modificar el actual estatus.

¿Que en Estados Unidos la libre tenencia de armas se ha convertido en un derecho constitucional? Desde mi punto de vista, bien caro lo pagan tantas veces. No hay más que estar atento a las televisiones. En ese país ha habido 220 tiroteos en institutos en los últimos 18 años.

Entiendo que aquello tiene que ver con el concreto origen de esa nación, forjada desde cero hace un par de siglos y medio, construida por colonos que recorrieron territorios desconocidos y peligrosos, que se instalaron en granjas aisladas, en pequeñas poblaciones... donde entonces no existían todas las garantías del cumplimiento de la ley.

Pero ese no es, ni mucho menos, el caso de España. Ni por historia, ni por tradición. Y, aunque resulte repetitivo, es hoy uno de los países más seguros del mundo.

Actualmente, solo tres constituciones en el mundo reconocen el derecho a portar armas. Las Estados Unidos, México y Guatemala.

Creo que ha quedado clara mi postura. Yo voto no a la legalización de las armas de fuego. Y no encuentro razones para que se apruebe..

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?