Confidencialmente

Blog

Pedro Sánchez de charco en charco, pero haciendo daño al país

Pedro Sánchez
photo_camera Pedro Sánchez

El Gobierno de Pedro Sánchez no descansa. No cesa de causar terremotos aquí y allá, y de provocar el desconcierto y el enfado de grandes colectivos. Y, con ello, provocando daños al propio país.

Eso sí, cuando se da cuenta, intenta tapar heridas y cerrar vías de agua a toda prisa, improvisando, trapicheando. Cuando el daño está hecho.

Ocurrió con los autónomos, a los que anunció una sustancial subida de la cotización, después recortada, y ahora desmentido el recorte.

El Gobierno está jugando con millón y medio de profesionales, más sus respectivas familias. Demasiados votos en riesgo, para un partido que por el momento solo tiene 84 diputados.

Acaba de provocar la desesperación de los fabricantes de automóviles, un sector crucial en la economía del país, al anunciar que en 2040 ya no podrán circular coches con motor de gasolina o de gasoil.

Aquel inicial aviso de que pensaba gravar el consumo de diesel estaba provocando rebajas de producción en no pocas plantas, y como consecuencia ERE's temporales, pero esta nueva ocurrencia se ha convertido en la amenaza definitiva para una industria que representa el 10% del PIB nacional y da empleo al 9% de la población activa.

Y, encima, los concesionarios le acaban de informar de que aquel anuncio irreflexivo del impuesto al diesel está provocando un incremento de la contaminación.

¡Qué habilidad para pisar callos y molestar tiene el Gobierno Sánchez! Y para hacer daño.

Hay que hablar también de los empresarios de gasolineras, a los que se obligará, quieran o no quieran, a colocar «electrolineras», o sea, puntos de recarga de coches eléctricos, bajo amenaza de multas de hasta 30 millones

A base de no controlar su Gobierno, y de que tampoco lo consiga su número dos, la vicepresidenta Carmen Calvo, los ministros campan a sus anchas, lanzando anuncios, mensajes y propuestas poco meditadas, y algunas de ellas imposibles.

Mientras, eso sí, Pedro Sánchez se dedica a la agenda internacional. O sea, a pasearse de acá para allá, fotografiándose con todo tipo de dirigentes en busca de portadas y telediarios.

Es lo que le gusta, dicen quienes están a su lado. En apenas cinco meses en La Moncloa, ha protagonizado más de veinte viajes oficiales. Un récord.

El presidente camina de charco en charco. Aunque alguno de ellos, como el susto que ha dado a los fabricantes de coches, puede convertirse en pozo sin fondo del que no pueda salir. Con grave daño al país.

Como está ocurriendo también con la fuga de España que están protagonizando medianas y grandes fortunas. Se cuenta hoy en ECD que, ante los anuncios del Gobierno (y de su socio, Podemos) de nuevos gravámenes, están domiciliándose en Portugal, incluso en pequeños pueblos cerca de la frontera, porque en ese país se pagan menos impuestos. Y que se están llevando las sicavs a Andorra.

¡Y Sánchez dispuesto a prolongar hasta el final esta agónica legislatura, sin Presupuestos y con el recurso continuado al decreto ley! Si tuviera en cuenta el bien de este país no lo haría. Pero solamente piensa en su propio y único interés.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?