Confidencialmente

Blog

Por qué hay quiebras en el Gobierno de Pedro Sánchez

Consejo de Ministros de Pedro Sánchez.
photo_camera Consejo de Ministros de Pedro Sánchez.
 

Son muy pocos meses los que llevan en el cargo, pero ya han surgido quiebras, y no pequeñas, en el Gobierno de Pedro Sánchez. Y tienen que ver sobre todo con la figura de su primer asesor, y hombre de máxima confianza en Moncloa, Iván Redondo.

El poder absoluto que ostenta como director del Gabinete de Presidencia, y que ejerce de forma contundente, ha colisionado con unos cuantos ministros, entre ellos varios de los pesos pesados del Gobierno. Nada menos que Carmen Calvo, José Luis Ábalos y Josep Borrell. Que no son personajes menores.

Las primeras distancias se visualizaron con el ministro de Exteriores, cuando se comprobó que Moncloa lo mantenía absolutamente al margen de la actividad internacional del Presidente.

Presidencia, no solo decide y planifica la agenda exterior de Pedro Sánchez, sino que. en contra de la práctica de estos últimos años, se encarga de organizar los viajes en lugar de Exteriores. Y el ministro Borrell se ha ido quedando fuera de las delegaciones oficiales.

Pronto aparecieron también algunas diferencias con la vicepresidenta, de la que Iván Redondo pensaba que, en primer lugar, no estaba controlando adecuadamente al resto de ministros, y, en segundo lugar, se equivocaba demasiadas veces.

Más interesante resulta lo que ocurre con José Luis Ábalos. Porque se trata de la persona políticamente más cercana a Pedro Sánchez en lo que se refiere al partido. Fue su principal apoyo en la batalla de las primarias, le nombró portavoz del PSOE, y ahora es quien pastorea Ferraz, como secretario de Organización.

Ábalos ha ocasionado dolores de cabeza al responsable del marketing presidencial, a Iván Redondo, con varios de sus anuncios y declaraciones. Por ejemplo, cuando apuntó que el Gobierno piensa establecer peajes en las autovías de toda España. Una medida de intensa repercusión popular.

Ábalos fue quien, en la noche de las elecciones andaluzas, dio a entender que Susana Díaz debería ser descabalgada como líder regional socialista, afirmación que él mismo trató de desmontar a la mañana siguiente por el escándalo que había producido, y por las delicadas consecuencias internas que empezaba a acarrear.

El secretario de Organización, y ministro de Fomento, apuntó también la posibilidad de un "superdomingo electoral" en mayo, porque podían coincidir las elecciones generales (adelantadas) con las europeas, locales y autonómicas previstas. Desde ámbitos de Moncloa salió un rápido desmentido, en la línea de que el presidente, Pedro Sánchez, no se había planteado nada semejante.

El último desencuentro es de estas últimas horas, igualmente a raíz de un comentario público de José Luis Ábalos poniendo en duda la oportunidad y la conveniencia de celebrar el Consejo de Ministros en Barcelona, el próximo día 21.

Tal como cuenta hoy ECD, él y su colega de Interior, Grande Marlaska, no consideran una buena idea llevar al Gobierno a la Ciudad Condal, por los riesgos para la seguridad de los ministros, y porque puede constituir una espoleta más para que prenda la violencia de los independentistas extremosos.

Tal opinión de Ábalos ha sido, una vez más, replicada, y desmontada, desde La Moncloa. Por supuesto, a indicación de Iván Redondo: la idea de celebrar el Consejo en Barcelona sigue en pie, se va a mantener.

Asunto menor son las peleas entre ministros para ser nombrados comisarios europeos, tras las próximas elecciones de mayo y con la formación de una nueva Comisión Europea.

Lo dicho. Demasiadas vías de agua en tan escaso tiempo. Que, previsiblemente, van a seguir dando mucho juego político.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes