Confidencialmente

Blog

Sindicalistas vendidos

Unai Sordo y Pepe Álvarez
photo_camera Unai Sordo y Pepe Álvarez

Los secretarios de los dos principales sindicatos del país han viajado a Cataluña para entrevistarse con el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, al que cumplimentaron en su residencia particular, la cárcel de Lledoners.

Pepe Álvarez, de UGT, y Unai Sordo, de CCOO, tuvieron por lo visto la idea al mismo tiempo, y por eso coincidieron en la prisión, donde hablaron, eso sí, por separado, con el líder de ERC.

¿Qué pintan unos dirigentes obreristas, de centrales sindicales con implantación nacional, visitando a un independentista condenado por sedición, encerrado en la cárcel por intentar romper la unidad de España?

¿Para qué se desplazaron a Lledoners? Pues para 'convencer' a Junqueras de que Esquerra apoye la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Ni más ni menos. Como se ve, un cometido estrictamente sindical.

Pero no fue un arranque repentino, no se les ocurrió sobre la marcha, no tuvieron un pronto. Viajaron a petición del candidato. Como emisarios suyos.

¿Y qué hay detrás de tal iniciativa, mancomunada y coincidente? Pues que La Moncloa ha metido miedo a los sindicatos (también, por cierto, al PNV) diciéndoles: si gobierna la derecha, tenéis un problema grave. Ya podéis espabilar y moveros para que tal cosa no ocurra. Vuestra única esperanza soy yo. Lo hemos contado en ECD.

Pero hay algo más. Pedro Sánchez ha prometido a los sindicatos (es decir, a UGT y CCOO) que, si gobierna, restaurará las subvenciones que les retiró en su día el Partido Popular. ¡Ahora se entiende! Estamos hablando de ese "poderoso caballero" llamado "don dinero". Ante quien se rinden los principios... y hasta la vergüenza.

Ocurre, en efecto, que, económicamente, los sindicatos se encuentran más tiesos que mojama. Como suele decirse, andan a dos velas.

Se han quedado sin afiliados (no queda quien pague las cuotas) y, sobre todo, han dejado de manar las generosas subvenciones del pasado. Y con el escándalo de los ERE de Andalucía, los cursos de formación...

Y Sánchez les ha prometido que las restablecerá.

Eso, en lenguaje paladino, se llama venderse. Con todas las letras. Y, desde el otro lado, eso se llama "comprar".

Por cierto, y hablando de sindicatos. Desde que en Madrid (comunidad y ciudad) gobierna "la derecha", empiezan a proliferar los conflictos presuntamente laborales.

Como es el caso de la huelga de la EMT, cuyos líderes (esos que han amenazado con "romper las piernas" al alcalde) se han mantenido mudos y quietos durante el mandato de "la izquierda". Manuela Carmena les está muy agradecida.

¡Ah, que entonces no había ningún problema en la empresa! ¡Vale!

Y como ese, van a ir saltando otros supuestos conflictos colectivos... para amargar la existencia a "la derecha". ¡Puro sindicalismo!

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes