Confidencialmente

Blog

Sos Racismo no tiene razón

Agentes de la Policía Municipal de Madrid.
photo_camera Agentes de la Policía Municipal de Madrid.

La lucha contra cualquier discriminación, venga de donde venga y la sufra quien la sufra, constituye un principio básico en una sociedad civilizada. Y lo apoyo con todas mis fuerzas.

Todo lo que se trabaje por impedir ese tipo de agresiones será siempre poco, porque hay mucho camino que recorrer. En tal sentido, Sos Racismo realiza una labor muy encomiable, que merece todo apoyo.

Pero, precisamente por tratarse de causas elevadas, parece conveniente que las razones y los argumentos, pero también las denuncias que se realicen, sean adecuados y proporcionados. Y, por supuesto, verdaderos. También para no devaluar la validez de los principios ni desmerecer de la encomiable labor que se practica al defenderlos.

Pienso que Sos Racismo se ha equivocado con su denuncia sobre el incidente ocurrido el domingo en Móstoles, cuando una mujer guineana fue obligada a abandonar el autobús porque no había asiento para ella.

La mujer subió al vehículo a pesar de que el conductor le avisó, como a otras personas, que por eso no accedieron, de que no había sitio. Ella pretendió viajar de pie. El conductor le explicó que no podía hacerlo por tratarse de un trayecto interurbano, añadiendo que a él le multarían si lo permitía.

La mujer se negó a abandonar el autobús, y el conductor avisó a la policía municipal, que durante casi media hora trató de convencerle de que saliera, mientras el autobús seguía parado con el resto de viajeros dentro. "Yo no me bajo", repetía.

Al final, los agentes la desalojaron, en medio de la resistencia de la mujer, y ante un hermano suyo que se encaró con los guardias. Cuando bajaba del autobús, ella tropezó y casi se cae. Después, en la calle, siguió discutiendo y resistiéndose a los agentes.

Según mi parecer, no ha sido un incidente racista. He visto despacio el vídeo que ha distribuido Sos Racismo, y me parece que el comportamiento de los agentes municipales fue adecuado y proporcionado. No así el de la mujer.

"¿Se hubiera producido esta misma violencia si la mujer hubiera sido una española blanca?", ha denunciado Paula Guerra, presidenta de Sos Racismo Madrid.

Mi respuesta es: no sé si muchas ciudadanas españolas se habrían atrevido a protagonizar un incidente de ese estilo, pero, si lo hicieran, yo no protestaría lo más mínimo si les trataran de la misma manera. Es más, me parecería obligado.

No ha sido un altercado racista. Ha sido un triste incidente ciudadano más. El hecho de que la protagonista fuera una guineana no tendría, en principio, que añadir nada. Ni servir en este caso para denunciar racismo.

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes