Confidencialmente

Blog

La (teórica) superioridad ética de la izquierda

José Antonio Griñán y Manuel Chaves.
photo_camera José Antonio Griñán y Manuel Chaves.

En plena ola de escándalos de corrupción política, un dirigente de Izquierda Unida me confesaba: “Sabes por qué nosotros no tenemos en nuestro partido casos de corrupción, como por ejemplo ocurre en el PP? Porque no gobernamos”.

He aquí una clave, imprescindible, para entender, si es que tal cosa fuera posible, el número y extensión de los escándalos que han arrasado al Partido Popular: han gobernado y gobiernan mucho.

A la vista de esa realidad, parece evidente que la derecha no puede presumir demasiado en lo que se refiere a la honradez y probidad. Al contrario. Basta un repaso rápido a los sumarios y al elevado número de políticos imputados, condenados y en la cárcel.

Pero tampoco la izquierda  debería sacar pecho. Porque esconde en su retaguardia una buena reata de asuntos turbios. Es que, en su caso, también gobierna y ha gobernado mucho.

¿Es inevitable que, cuando se ocupan cargos y se administran los intereses de la colectividad, alguien, algunos, acaben llevándose el dinero a su bolsillo? Teóricamente, no tiene por qué ocurrir. En la práctica, la realidad muestra que bastantes sucumben a la tentación.

Si algo bueno pueden traer los sumarios y procesamientos que hemos vivido estos últimos años, sería que, los nuevos gestores públicos, los nuevos altos cargos, se cuidarán muy mucho de desviar un euro, aunque solo sea por temor a que les pillen. Porque se ha comprobado que a muchos los han cazado.

Ocurre con frecuencia que, desde ámbitos ideológicos llamados ‘progresistas’, se maneja una teórica superioridad ética de la izquierda. Es una argucia. Un intento manipulador.

Que se lo pregunten a la relación de políticos y sindicalistas que aparecieron en la lista de usuarios de las tarjetas black de Caja Madrid. O al histórico Fernández Villa, líder minero, diputado y senador socialista, que se quedó con dineros que no eran suyos

Hablando de la izquierda, tenía razón Mariano Rajoy, y lo tiene ahora Pablo Casado, cuando, para defenderse de las arremetidas socialistas, repiten que el PSOE es un partido condenado en los tribunales, con sentencia firme. Condenado como tal, por ejemplo, en el caso Filesa.

Durante los gobiernos de Felipe González acabaron procesados, y aun en la cárcel, el gobernador del Banco de España, el director de la Guardia Civil, el ministro del Interior, el secretario de Estado, la directora del Boletín Oficial del Estado…

Pero no hay que irse tan atrás. Ahora mismo, el PSOE se halla envuelto en el mayor caso de corrupción económica, al menos por la cuantía, que se ha visto nunca en España: los ERE de Andalucía. En el que están encausados dos presidentes del partido, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a su vez presidentes de Andalucía. Eso es un récord.

Existe una web, casosaislados.com, que reseña todos los escándalos político-económicos, de todos los partidos. En lo que afecta al PSOE, concluye que en este momento tiene 77 casos de corrupción abiertos. Lo que ocurre es que, por contraste con lo que tantas veces pasa en el PP, apenas se visualizan, apenas tienen eco en los medios.

Si, por ejemplo, lo ocurrido en Andalucía con los ERE hubiera sido protagonizado por políticos del Partido Popular, unas cuantas televisiones, algunas webs y unos pocos periódicos no pararían de bombardear con ellos día tras día.

¿Por que aludo ahora a la ética de la izquierda? Por dos asuntos que lo ponen de actualidad. El caso de la ministra Carmen Montón, destituida por irregularidades en su master, y sobre todo las imputaciones de plagio a Pedro Sánchez por su tesis doctoral, que dejan en mangas de escapulario a dos conocidos políticos socialistas. Y, como consecuencia, al supuesto principio de superioridad. Al menos en lo personal.

Queda para otro momento hablar de algunas conocidas ONG’s implicadas en escándalos de abusos. Y también de Podemos, y de los asuntos turbios que han afectado a Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Pablo Echenique…

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?