Confidencialmente

Blog

La tesis doctoral "mediocre" que persigue a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez anuncia la convocatoria de elecciones.
photo_camera Pedro Sánchez anuncia la convocatoria de elecciones.

Una de las consecuencias del adelanto electoral decidido por Pedro Sánchez es que finalmente se librará de tener que comparecer ante el Senado, en la comisión de investigación sobre su tesis de doctorado. Un trabajo académico que, entre otras cosas, tiene detrás la sospecha de plagio.

Cuando el escándalo saltó a los medios, Sánchez intentó esquivar tan comprometido asunto negándose a que se convocara un Pleno extraordinario del Congreso. No lo logró del todo, porque el Partido Popular hizo valer su mayoría absoluta en el Senado para poner en marcha una investigación.

Pedro Sánchez tendría que haber comparecido en la Cámara en diciembre. Se retrasó entonces, en enero el PP volvió a aceptar un aplazamiento, y ahora, gracias a la disolución anticipada, ya no tendrá que dar explicaciones.

Cuando la polémica estaba más viva, por las dudas que suscitaba el trabajo de doctorado, diez catedráticos y profesores concluyeron que la tesis era legal, pero "muy discutible" desde el punto de vista académico. Porque hasta tres de los cinco, miembros del tribunal, además de amigos suyos, eran doctorados recientes. Y uno de ellos era coautor con Sánchez de uno de los artículos citados.

Otro de los puntos delicados es que realizó la tesis en solo un año, cuando lo normal suelen ser tres años de investigación; y, si es buena, cinco.

Respecto el contenido, los catedráticos consultados lo tacharon de "muy flojo", aunque el calificativo que hizo fortuna fue el de tesis muy "mediocre".

Sánchez se ha librado del Senado, pero la tesis le sigue persiguiendo. Incluyendo una autorrectificación de Presidencia.

Cuando estalló el problema, el 14 de septiembre Moncloa intentó salvarle emitiendo una nota diciendo que la tesis había superado los controles académicos anti plagios. Sometido a dos programas de análisis de textos, Turnitin detectó un 13 por ciento de similitudes, PlagScan un 0,96 por ciento. Esta última, sin embargo, rectificó a Moncloa diciendo que las semejanzas eran del 21%.

Ahora, ante una pregunta parlamentaria sobre el coste de aquel estudio, el Gobierno ha aclarado que la revisión antiplagio no se hizo de forma oficial, sino que fue efectuada dentro del ámbito "privado y particular" de Pedro Sánchez.

"Ni la Secretaría de Estado de Comunicación -afirma Moncloa-, ni ningún otro órgano de la Presidencia del Gobierno han realizado análisis, ni emitido informes o documentos en relación con el uso de las herramientas Turnitin y PlagScan".

Vale. Entonces, ¿aquella nota del 14 de septiembre quién la escribió y la suministró por canales oficiales? ¿Fue Pedro Sánchez a título "privado y particular"?

[email protected]

En Twitter @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?