Confidencialmente
José Apezarena
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Una de remiendos en el Gobierno

Los miembros del nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez, antes de comenzar la primera reunión del Consejo de Ministros.
photo_camera Los miembros del nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez, antes de comenzar la primera reunión del Consejo de Ministros.

Apenas acaba de estrenarse el nuevo Gobierno, y ya empieza a poner remiendos en su estructura. Poco le ha durado. Podían haberlo pensado mejor todo antes de cerrarlo.

El Gobierno más numeroso de la democracia, con 23 integrantes, sumando presidente, vicepresidentes y ministros, incluye también doscientos cincuenta y nueve altos cargos en veintidós ministerios. Hace unos días se daba a conocer su estructura y, como digo, ya han empezado los cambios.

El anterior Ejecutivo tenía 17 ministerios, que han pasado a 22. Cinco puestos más, que son los que ha ganado el socio Unidas-Podemos.

Para poder contar con tantos ministros, que atiborran la mesa del Consejo en La Moncloa y atascan el banco azul en el Congreso, el Presidente necesitó desdoblar algunos ministerios. Así ha llegado a los veintidós.

Una de las particiones se resumió en dividir el ministerio de Ciencia y Universidades para poner en marcha dos nuevos, separando Ciencia y Universidad. Bueno, pues ahora acaba de crear un "órgano de coordinación" para armonizar esos dos ministerios. Genial. Para el libro de los récords.

Lo denunciaron inmediatamente las universidades. Normal. Ocurre que la universidad es el principal agente investigador de España. El 70% de la investigación científica tiene lugar en los campus.

No solamente lo criticaron las universidades, a través de la Conferencia de Rectores. También lo han hecho la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas, la Confederación de Sociedades Científicas de España, la Alianza de Centros Severo Ochoa...

El propio ministro de Universidades, el podemita Manuel Castells, se mostró en desacuerdo con la división. Lo dijo el mismo día que tomó posesión de la cartera, proclamando que "la universidad tiene una relación íntima y fundamental con la ciencia y la innovación". Más claro, agua. Aunque, siendo coherente, a lo mejor tenía que haber declinado su nombramiento para ese ministerio.

Según Moncloa, el nuevo órgano de "coordinación" tendrá una participación paritaria de ambos departamentos y quedará constituido en un plazo de tres meses. No se ha detallado el presupuesto que se destinará para esa nueva entidad.

Y Exteriores también ha tenido que rectificar. Había decidido suprimir el departamento dedicado a Latinoamérica, se ha dado cuenta del patinazo, y ahora ha incluido esa competencia añadiendo "y para Iberoamérica y Caribe" a la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores. ¡A quién se le ocurre!

Improvisando, que es gerundio.

[email protected]

Más en Twitter

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?