Confidencialmente
José Apezarena Editor de Confidencial Digital

Blog

Un periódico dirigido por Pedro Sánchez

Periodistas en la puerta de Ferraz.
photo_camera Periodistas en la puerta de Ferraz.

El Gobierno francés ha decidido crear una página, en la web de la presidencia de la república, para reproducir en ella las informaciones y artículos que considera “fiables” en relación con la pandemia de coronavirus.

Lo cual quiere decir que selecciona unos contenidos y descarta otros en función de unos supuestos criterios oficiales.

La iniciativa ha sacado de sus casillas a la generalidad de los periodistas del país, que han alzado la voz a través de sus agrupaciones profesionales para denunciarlo.

Han difundido un comunicado de protesta con la firma de numerosas sociedades de redactores, de medios como Le Monde, Le Figaro, Les Echos, France 2, France 3, France Info, Liberation, RF1, Le Parisien, Paris Match, Le Point, Sud Ouest, TV5, La Tribune, 20 Minutes y L’Humanité.

Los periodistas afirman que el Estado pretende convertirse en el “arbitro de la información”. Es decir, en la instancia que concede, o no, marchamo de credibilidad y veracidad a los contenidos que publiquen todos los medios.

Distinguiendo uno o otro artículo en su site de Internet, el Gobierno otorga –dicen los periodistas- carnés de fiables y no fiables a profesionales y medios, por el sistema de recoger unos contenidos y de no reproducir otros.

Siguiendo esa lógica, los demás, los que queden fuera según el criterio gubernamental, no serían dignos de ese aval de credibilidad que el Estado -afirman- no tiene ninguna legitimidad para otorgar, en un país donde la libertad de prensa constituye un derecho fundamental.

Subrayan que la prensa francesa es independiente del Estado y del poder político. Incluso debe ejercer como contrapoder, mediante el pluralismo y bajo la vigilancia crítica de sus lectores, oyentes y telespectadores. Los periodistas son, como ha subrayado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, los “perros guardianes de la democracia”.

Con tal iniciativa, el poder actual demuestra, una vez más, la desconfianza que ha ido sembrando respecto a una prensa libre y plural. Reclaman que el site sea suprimido inmediatamente.

El vídeo del día

PP asegura que la ‘Ley Celáa’ “nace muerta”.

La iniciativa de Macron a lo mejor podría dar ideas a Pedro Sánchez, que ha acreditado de sobra su voluntad controladora.

Primero, con la ausencia de comparecencias informativas, después condicionándolas, como cuando se empeñó en no permitir que le hicieran preguntas, y más tarde con videoconferencias trucadas mediante el sistema de decidir quién podía plantearlas y quién no.

En esa línea de ideas, a lo mejor podría poner en marcha algo parecido a lo que hecho el Elíseo, creando en la web de La Moncloa una página donde reproducir las noticias “fiables” sobre el coronavirus. Es decir, las que le gusten y solo esas.

Sería el periódico de Pedro Sánchez. Y la solución definitiva para erradicar todo aquello que, en los medios, contraría, incomoda y molesta al Gobierno.

Se me ocurre incluso un nombre para ese novedoso medio de comunicación, que competiría con todos los demás, y sobre todo con los desafectos. Rememorando aquellos viejos periódicos, podría llevar esta cabecera: “La Voz de Pedro Sánchez”.

[email protected]

Más en Twitter

Destino. Ventana principal.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?