Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Admitir a Grecia, el más grave error de Europa

El órdago de Grecia, con el referéndum sobre las medidas dictadas por la UE como condición para ayudarle a salir el marasmo económico que sufre, con la victoria de Tsipras en la consulta, está recibiendo valoraciones enfrentadas, reflejadas ampliamente en los medios de comunicación.

Unos saludan lo ocurrido como un triunfo del pueblo. Una victoria de la revolución popular frente a los sátrapas de Bruselas y los países europeos insolidarios, que solamente buscan oprimir y sojuzgar a una nación soberana. No falta quien afirma que supone la derrota del modelo económico propiciado por los malvados de la troika. Aquí hay que situar a los amigos de Podemos.

Para otros, con el impago al FMI (el país ha ingresado en el exclusivo club de morosos mundiales que integran Sudán y Somalia), con el desafío a los procedimientos habituales y a la negociación, la incitación a los sentimientos más elementales del pueblo, echando a los griegos contra Europa (o sea, contra quienes financian al país y a quienes van a solicitar fondos para sobrevivir), Grecia ha dado el paso definitivo hacia el abismo: se ha ganado a pulso su exclusión de la Unión Europea.

Con este dramático panorama, viene a cuento, sin duda, lo que contó la semana pasada un ex diputado, hoy tertuliano en una de las principales cadenas de radio españolas.

Relató que, hace unos años, cuando él era todavía político en activo, asistió a una comida restringida con Raymond Barre entonces primer ministro de Francia (estuvo en el cargo entre 1976 y 1981), y que antes había sido vicepresidente de la Comisión Europea.

Asistían siete u ocho comensales, y durante el almuerzo, Barre afirmó que la admisión de Grecia era "el más grave error cometido por Europa".

Declaración tan rotunda, a la vez que grave, mereció, entre otros, este argumento explicativo del ex primer ministro galo: "Los griegos no son europeos. Son orientales".

Por lo visto, Barre consideraba que los cuatro siglos que Grecia ha estado bajo dominio de los turcos han resultado finalmente decisivos. En cuatro siglos pasan muchas cosas.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·