Viernes 20/10/2017. Actualizado 09:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Bombardear Cataluña

La palabra puede parecer demasiado fuerte, pero lo que hemos visto es un auténtico bombardeo sobre Cataluña protagonizado por ‘todo’ el mundo económico sin excepción.

Ni los más veteranos recuerdan que nunca se haya producido un movilización semejante por parte de las grandes empresas, los bancos, las patronales... La unanimidad resulta espectacular y por ello bastante excepcional.

Pero es que el asunto lo merece, sin duda. Porque lo que está en juego es nada menos que la integridad de España y las desastrosas consecuencias, para todos, de su fraccionamiento.

Tan severo ha sido el castigo, el mensaje concorde de los poderes económicos resulta tan demoledor, que la Generalitat ha tocado a rebato entre sus patronales, nacionalistas, para que salgan a responder.

Lo han hecho las filiales sectoriales Pimec y Cecot, que han lanzado comunicados desmarcándose de las organizaciones nacionales a las que pertenecen, dejando claro que se trata de “patronales españolas” y de posiciones que no secundan las regionales. Una actuación que no ha extrañado lo más mínimo, puesto que se trata de dos patronales catalanas subvencionadas por la Generalitat y por tanto responden al silbato del dueño.

Javier Vega Seoane, presidente de Círculo de Empresarios, en la declaración contra la secesión de Cataluña presentada la pasada semana, proclamó que el sector empresarial catalán (obviamente, también el español) se sitúa en contra del proceso independentista y afirmó, literalmente, que los grandes empresarios se sienten “horrorizados” con tal posibilidad. Añadió: pero “hay algún sector (minoritario) que defiende la independencia (estrictamente) porque vive, tiene sus intereses, en torno a la administración autonómica”. Se le entendió todo.

El bombardeo masivo ha causado tanto daño a los intereses de Artur Mas y compañeros, que ahora estos temen el efecto escocés. La semana previa al referéndum de Escocia, las empresas, los bancos, los fondos, y la Bolsa de Londres rechazaron públicamente la secesión. Y ganó el No.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·