Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Bono, Zapatero, Aznar y otros enredadores

Por lo visto, a algunos ex políticos les resulta muy difícil abandonar todo protagonismo tras dejar el cargo, y resignarse a convertirse en ciudadanos privados. No pocos de ellos siguen tratando de mojar bocado en alguno o en varios platos, con el riesgo de acabar convertidos en auténticos enredadores.

La Real Academia define así al enredador: “Que enreda”. Lo cual no es decir demasiado, la verdad. Pero, sobre enredar, en sus acepciones tercera a sexta, establece: “Enlazar, entretejer, enmarañar algo con otra cosa”, “Meter discordia o cizaña”, “Meter a alguien en obligación, ocasión o negocios comprometidos o peligrosos”, “Entretener, hacer perder el tiempo”. Muy ilustradoras.

Varias de estas descripciones, e incluso en algún caso todas ellas a la vez, se aplicarían a los ex políticos enredadores porque, en lugar de conformarse con pasar a mejor vida, en lo político, siguen vivitos y coleando causando dolores de cabeza a los demás.

Un caso proverbial lo constituye, sin duda, José Bono. Basta echar una ojeada a su último libro, recién publicado, para confirmarlo. Aunque no solo por el libro. Pero, ciñéndonos a él, el ex ministro y ex presidente castellano-manchego enreda, y enreda mucho. Incluso con afirmaciones que resultan increíbles y algunas probadamente falsas, como el sms pro-PP atribuido a Rouco Varela.

Aparte de la cena que, junto con Bono, celebró con los líderes de Podemos, Zapatero ha enredado últimamente en asunto bastante serio, con sus viajes a Cuba, primero, y al Sáhara, después. Viniendo de un ex presidente del Gobierno, esas iniciativas comprometen y condicionan nada menos que la política exterior española. Debería andar con más cuidado.

Y otro ex presidente, José María Aznar, también entra en esa calificación, al menos en lo que afecta a su propio partido. Lo último es su implicación en la convocatoria de un congreso extraordinario si el PP sufre una debacle electoral en las municipales y autonómicas de mayo.

Hay otros enredadores, como sería el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba, y aun de Felipe González, pero los tres primeros se muestran ahora especialmente activos y por eso los destaco.

Establece la Real Academia que, coloquialmente, la expresión enredador significa también “chismoso o embustero”. De los tres ex políticos citados en primer lugar, no tengo la menor duda de que al menos uno de ellos es ambas cosas juntas: chismoso y embustero.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·