Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Gana Esperanza Aguirre o gana Mariano Rajoy

“Esperanza siempre gana”, escribía ayer Carlos E. Cue en El País, comentando la nominación de Aguirre como candidata a la Alcaldía, y más aún el pulso mantenido por el que, al final, ha conseguido que no le aparten de la presidencia regional del PP.

El objetivo de tal aparcamiento, con la designación de una gestora para controlar el partido en Madrid, era rebajar el poder de la lideresa. Por ejemplo, entre otras cosas, ese nuevo órgano se encargaría de elaborar las listas al ayuntamiento y a la comunidad. Tal cosa no va a ocurrir.

Aguirre tiene toda la razón en resistirse al intento de marginación, al menos en lo que se refiere a su candidatura. Parece muy poco razonable que no sea ella quien elija a sus integrantes, entre otras cosas porque, si gana, dichas personas formarán la nueva corporación municipal, serán sus colaboradores inmediatos en la gestión del ayuntamiento. Así que, por supuesto, necesita que sean políticos de su absoluta confianza. Otra cosa resultaría una locura.

Coincido en parte con el análisis de Carlos E. Cue, de que Esperanza siempre gana. Digo en parte porque, con esa solución de última hora, nombrándola candidata al ayuntamiento quien también gana es el propio Mariano Rajoy.

Si, vistas su personalidad y trayectoria, finalmente Esperanza Aguirre contiene la sangría de votos que sufre el PP, gana las elecciones municipales, y consigue la Alcaldía de Madrid, Rajoy se convierte en un claro beneficiado, en la medida en que su partido conserva una de las plazas más decisivas. Y ese precedente no le vendrá nada mal de cara a unas generales que se anuncian muy comprometidas.

Pero, si la candidata fracasa, si se estrella y no logra ser alcaldesa, el presidente del Gobierno y del partido se habrá quitado de encima, quizá definitivamente dadas las edades en que se mueve Aguirre, a un personaje endiablado que le ha traído mártir durante los últimos años. Será el final definitivo de una opositora directa: una mujer que hasta se planteó competir con él en el famoso congreso de Valencia.

Hoy por hoy, las encuestas siguen pronosticando que el PP no conseguirá la mayoría absoluta en la capital de España, lo que, salvo locas carambolas, le deja prácticamente fuera de la Alcaldía. Sin embargo, la piel del oso no está vendida. No hay que descartar que Esperanza Aguirre no sea capaz de revertir los pronósticos. Tablas, experiencia y liderazgo no le faltan.

Si tal ocurriera, ganaría ella, por supuesto. Pero también Mariano Rajoy. Y, si no, repito, Rajoy también ganaría. Estoy seguro de que él lo ha tenido en cuenta.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·