Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Un Gobierno vacilante

Seguramente es reflejo de la personalidad de su presidente, pero está bastante claro que en España tenemos un Gobierno vacilante. Quiero decir, un Gobierno que vacila mucho. Que en no pocos terrenos no se sabe qué piensa, o ni siquiera si piensa algo, y encima, cuando llega a una posición,  después duda, recula, cambia…

Así, por ejemplo, mantiene en vilo a las cadenas de televisión porque no acaba de aplicar la sentencia del Tribunal Supremo que anuló el concurso de adjudicación de canales digitales, y se desconoce qué aprobará finalmente. Ni cuándo, ni qué.

El Gobierno no se aclara con la central nuclear de Garoña, defendida a capa y espada en su programa electoral, abandonada después a su suerte por el ministerio de Industria, resucitada hace poco, y al parecer definitivamente condenada a echar el cierre definitivo. O no, que diría Mariano Rajoy.

Vaciló visiblemente con la financiación autonómica asimétrica, primero pactada con Cataluña, criticada después por sus propios presidentes regionales, y que por lo visto se va a aplicar… hasta cierto punto, previas promesas de compensaciones indirectas, de las que se darán pocas explicaciones.

La táctica de la vacilación ha quedado en evidencia ahora con la propuesta de José Ignacio Wert sobre la política de becas y el endurecimiento de las condiciones para conseguirlas. Desde el Gobierno (y también desde el partido) se ha dejado al pie de los caballos al ministro, sin que nadie medianamente solvente haya salido en su socorro, con la excusa, entre otros absurdos, de que no es militante del PP. ¡Vaya solidaridad!

Algo parecido le está ocurriendo al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, prácticamente aislado por una especie de cordón sanitario en su proyecto de reformar la ley del aborto. La soledad y el abandono se han impuesto. No tiene a nadie a su lado, como si se tratara de persona ajena al equipo.

Como diría aquél, con amigos y colegas así ¡para qué quieres enemigos!

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

 

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·