Sábado 26/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Oltra, Colau... a Pablo Iglesias se le desmonta el chiringuito

Podemos consiguió aglutinar electoralmente un conglomerado de partidos pequeños, formaciones regionales, asociaciones, movimientos, entidades sociales de diverso tipo, que han sido la base y explicación del elevado apoyo que recibió y ha recibido en las sucesivas elecciones a las que ha concurrido.

El partido de Pablo Iglesias sintonizó, por ejemplo, con grupos y partidos nacionalistas cuyo voto ha resultado crucial para conseguir la representación parlamentaria que ahora ostenta, convertidos en tercer grupo del Congreso de los Diputados.

El paso del tiempo, el hecho de que ya no son tan nuevos y se les ha visto actuar, las distancias territoriales, las diversas sensibilidades, la pérdida de la ilusión inicial, el desánimo por los últimos resultados de las generales, las divisiones internas (no hace falta recordar el choque frontal de Pablo Iglesias con Íñigo Errejón), las malas predicciones de las encuestas, incluso el cansancio de las bases (que ya apenas participan en las votaciones digitales), todo eso, junto con la inevitable plétora de egos personales, están empezando a desmontar el tinglado.

Muy pronto se distanciaron las mareas, que buscan su propio rumbo. Estos días, en Valencia, Mónica Oltra ha marcado distancias otra vez porque tiene un proyecto propio, y ha disentido en público de la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy. Y en Cataluña Ada Colau continúa por libre con la promoción de su propia formación política, negándose ayer a formar parte del grupo de partidos que apuestan por el urgente referéndum de ruptura con España, un grupo en el que sí estaba Podemos.

Por si fuera poco, la unión (absorción podríamos llamarlo) de Izquierda Unida, en lugar de proporcionarle apoyos se los ha restado, como se visualizó en las generales de junio de 2016 y así constatan los sondeos del CIS. A la vista de lo que está pasando, Errejón tenía razón.

¿Quiénes formarán parte de Podemos en la próxima cita con las urnas? No se sabe, pero desde luego todo indica que no figurarán los mismos que aparecieron en aquellas primeras europeas tan exitosas, y también que los socios y asociados serán bastantes menos. Lo que, previsiblemente, tendría que notarse en los votos que reciba.

Si nada (es decir, Pablo Iglesias) lo remedia, el chiringuito acabará desmoronándose.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·