Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

En el PSOE, susto o muerte

El "nuevo PSOE", el que se ha hecho con el mando tras lograr la defenestración de Pedro Sánchez, se enfrenta a un dilema endiablado.

Por un lado, los actuales responsables siguen repitiendo, prácticamente sin excepción, que el acuerdo del comité federal, contrario a permitir al PP gobernar, es firme y sigue en vigor. Lo sostienen todos, cada vez que se enfrentan a un micrófono: insisten en que no se abstendrán en la investidura.

Al mismo tiempo, les aterra la posibilidad de que en diciembre se celebren elecciones, visto el grave daño sufrido por el partido con esta crisis, que les castigará terriblemente en las urnas. Ahí están las últimas encuestas publicadas: dan 159 escaños al PP y 68 al PSOE, por detrás de su principal amenaza, Podemos, que obtiene 69.

El dilema se resume en que mantener el famoso "no es no", acuñado por Pedro Sánchez, resulta incompatible con el afán de evitar terceras elecciones. Así de sencillo. El actual equipo dirigente tendrá que optar. Deberá elegir una cosa o la otra.

El sentido común dice que, al final, el PSOE habrá de permitir ese Gobierno de Mariano Rajoy. El problema es cómo "venderlo" a la opinión pública, y sobre todo a la enardecida militancia "pablista".

Una de las fórmulas posibles sería articularlo como un acuerdo a tres bandas, negociado con PP y con Ciudadanos. Podrían presentarlo como una muestra de responsabilidad del PSOE, de un partido con sentido de Estado que piensa ante todo en el  interés del país y no es el suyo solo.

Les facilitaría las cosas si, como parte del supuesto acuerdo, puede también "vender" que, a cambio, ha forzado algunas concesiones a los otros dos partidos. Que, por así decirlo, ha impuesto condiciones y ha salido vencedor. Me refiero, por ejemplo, a que se anuncie algún cambio en la actual legislación laboral, en materia electoral, reforma constitucional...

Ha aparecido, sin embargo, una dificultad añadida y nueva. Que ahora el PP se está poniendo estupendo, apoyado igualmente en esos buenos sondeos. Y por tanto, tal como cuenta la noticia de apertura de hoy, se plantea condicionar a los socialistas solicitándoles apoyos por ejemplo en los presupuestos.

Pienso que el PP debería pensárselo un poco más, y optar por dejar una salida a los actuales responsables socialistas, si no quiere correr el riesgo de la desaparición del PSOE. Algo que muy pocos desean.

Pero antes, como he dicho, esos dirigentes tendrán que decidir qué deben hacer. Conscientes, por supuesto, de que la alternativa que tienen delante se parece mucho al comprometido dilema "susto o muerte". Y habrán de acertar en qué opción representa solamente "susto" y cual significa "muerte".

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·