Viernes 25/05/2018. Actualizado 10:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Palos a Miguel Blesa

Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, se merecerá todo aquello que los jueces y tribunales decidan en su día que debe pagar, una vez aclaradas sus responsabilidades. Y en su caso tendrá que hacerlo sin ahorrársele nada.

Pero lo que no se merece, ni él ni nadie, es verse sometido a linchamiento público. Eso corresponde a sociedades primitivas y a tiempos superados.

Las leyes establecen los castigos y penas que corresponden para cada supuesto delictivo, pero las condenas no incluyen la humillación, el acoso, el insulto. Repito, ni para él, ni para nadie.

La escena de la salida de Blesa de los juzgados, acorralado por preferentistas, empujado y zarandeado y finalmente golpeado con el palo de una pancarta no es admisible. Y ahí fallaron los servicios de seguridad, pero también la autoridad judicial que organizó la declaración en el juzgado.

Al acoso sufrido se añade la repetida difusión de las imágenes del altercado, que contribuyen un poco más al vilipendio del imputado.

Hay que recordar que en Francia, la avanzada y a veces tan elogiada Francia, está prohibido que se tomen fotografías e imágenes, y que se difundan, de las personas que comparecen en los juzgados, porque en ese momento y mientras no medie sentencia, son inocentes.

En el instante en que se dicta sentencia condenatoria, la limitación desaparece, porque ya son culpables.

Ahora que estamos en procesos de reformas judiciales, tal vez podría plantearse que una medida así se aplique también en España. A Miguel Blesa y toda persona incursa en un sumario.

Por cierto, no conozco de nada a Blesa, nunca he hablado ni he coincidido con él. Pienso que su gestión al frente de la caja merecerá la condena de los tribunales. Pero eso aún no se ha producido. Hasta que ocurra, es inocente.

Y añado: puedo entender, y hasta comprendo, la ira de los estafados por las preferentes. Muchos de sus casos han constituido una auténtica canallada. Pero eso no les legitima a protagonizar lo que hemos visto a la salida del juzgado.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·