Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Pedro Sánchez, no es tan difícil

Cualquier hipótesis de investidura sin el voto del PSOE, o al menos sin su abstención, se traduce en un complicado proceso de conversaciones, contactos, negociaciones, posibles contrapartidas, cálculos de escaños, sumas y restas… que llevan al borde del fracaso y provocan grave riesgo de ir a nuevas elecciones. Demasiados equilibrios, demasiadas quinielas, para nada sin los socialistas.

Pedro Sánchez podría ahorrarnos todo este complejo, y hasta agónico, proceso, anunciando simplemente que permitirá la investidura de Mariano Rajoy. Y debería aplicarlo cuanto antes.

No parece tan complicado hacerlo. Incluso diría que es bastante sencillo, para su partido y para él mismo. Y no tiene por qué provocar daños colaterales.

El procedimiento se resume en organizar una comparecencia pública de Sánchez, hasta con cierta solemnidad, para anunciar que, por responsabilidad, por sentido de Estado, por el bien del país, ha decidido permitir un Gobierno del Partido Popular, con el que está absolutamente en desacuerdo, e insistiendo en que su posición no representa ningún respaldo. Al contrario

Es más, podría añadir que los socialistas serán especialmente duros en su tarea de oposición, y que vigilarán para que las políticas del nuevo Gobierno no castiguen la economía del país, no perjudiquen a los más débiles, no incrementen las desigualdades, no desmonten sectores básicos como la educación y la sanidad…

Si el secretario general del PSOE decide dar ese paso, sin duda su figura política cobrará mucho más peso, y su liderazgo dentro del partido se verá fortalecido. Estará construyendo su futuro. Ese futuro que tanto le preocupa y con razón.

Al mismo tiempo, el partido socialista asumirá en primera línea el papel de oposición, desplazando así a sus competidores de Podemos.

Otros intereses distintos, como su propio egoísmo político, sus planes a corto plazo, o el furor por desgastar a Mariano Rajoy, no deberían imponerse sobre el planteamiento que le sugiero.

Con un dato más. Previsiblemente, esta va a ser una legislatura muy corta. En poco más de dos años habrá seguramente elecciones. No tendrá que esperar tanto para intentar un asalto a La Moncloa que ahora, la verdad, lo tiene totalmente imposible.

No es tan difícil.

Eso sí. De tomar esa decisión, debe hacerlo cuanto antes.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·