Miércoles 22/11/2017. Actualizado 18:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Y Pedro Sánchez volvió a dejar a todos con la boca abierta

Pedro Sánchez lo ha vuelto a hacer. Acaba de protagonizar otro desplante a sus colegas socialistas europeos, y en general a los organismos europeos. Y con ello ha vuelto a poner en solfa su solvencia política, dentro y fuera de España

Como es sabido, en 2014, recién llegado a la secretaría general, lo primero que hizo fue ordenar a los europarlamentarios del PSOE que no respaldaran la elección de Claude Juncker como presidente de la Comisión, a pesar de que así lo habían pactado antes todos los socialistas europeos.

Una actuación que nadie entendió en Bruselas y que dejó a los socialistas españoles como gente de la que no cabía fiarse, con la que no se podía acordar nada porque no cumplían.

Ahora, y de nuevo ocupando la secretaría general, lo ha vuelto a hacer, con el no apoyo del PSOE al acuerdo entre la Unión Europea y Canadá, un pacto que ha tenido el respaldo mayoritario del socialismo europeo. Incluido el PSOE, hasta ahora.

El propio comisario Moscovici, el socialista francés que ayer estuvo por Madrid y se entrevistó con Pedro Sánchez, lo ha calificado de "el mejor acuerdo posible" "con el mejor país posible".

Los socialistas votaron el miércoles, en la comisión de exteriores del Congreso, a favor del acuerdo UE-Canadá. Y al día siguiente, ayer, jueves, anunciaron que retiraban ese apoyo, y que así lo expresarán el jueves próximo, en el Pleno de la Cámara.

Con ese giro inesperado y de última hora, Pedro Sánchez se ha sumado a la postura de Podemos y a la de los sindicatos, contrarios al acuerdo con Canadá.

El líder del PSOE ha protagonizado, así, otro gesto para tratar de visualizar la izquierdización del partido, que es lo que busca desde que volvió a ganar las primarias. Desde su equipo explican que lo hace para ganar votos por la izquierda, el voto que ahora tiene Podemos.

El problema es que, con tales posicionamientos, podría ocurrir que no recuperara esos votos, y, por el contrario, perdiera los votos de la moderación, procedentes del centro-izquierda. Lo que le abocaría a un tercera derrota electoral, tal vez mayor que los dos fracasos anteriores.

Afirman, sin embargo, quienes están a su lado que Pedro Sánchez "no tiene más remedio" que caminar por esas difíciles trochas. Eso creen.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·