Sábado 21/10/2017. Actualizado 21:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¡Pobre PSOE!

Me resisto a creer que el PSOE acabará desapareciendo, como ha ocurrido en Grecia con el Pasok, un partido también de gobierno, que durante años fue mayoritario en el país, y que ahora ha devenido casi en extra parlamentario.

El partido socialista protagonista destacado de la transición, que ha gobernado España durante veinte años, heredero de unas siglas casi míticas y de una muy larga tradición e historia, no puede disolverse sin más, como un azucarillo, y dejar de existir. Me niego a imaginarlo, a pesar de tantas voces agoreras que lo anuncian. También, y eso es lo peor, en su propio seno.

Pero es verdad que las tormentas que le amenazan y acogotan son muchas y altamente poderosas. Sin pretender un análisis exhaustivo, veamos algunas.

Asistimos con perplejidad a la esquizofrenia de un partido que acaba de elegir nuevo líder, con un muy sólido respaldo interno, y que, sin embargo, apenas unos pocos meses después se ve discutido y combatido y ya no tiene segura la silla.

Se apunta que quien finalmente se la moverá es, a su vez, la líder más respetada y valorada y con mayor proyección de futuro: Susana Díaz, todopoderosa dueña de la federación más potente del PSOE.

Pedro Sánchez reúne a su lado una dirección aparentemente cohesionada, pero cuya autoridad se ve discutida de forma rotunda. Un ejemplo son las decisiones encaminadas a enderezar la penosa situación del PSM.

Se anunció que el candidato a la Comunidad de Madrid, en lugar del defenestrado Tomás Gómez, lo fijará la ejecutiva federal. Y que para ello no habría proceso de primarias, porque (según se sabe) tenía decidido, e incluso pactado con él, el nombre de Ángel Gabilondo. Bueno, pues se encuentran con que han presentado su candidatura al menos otros dos más, Amparo Valcarce y Pedro Zerolo, que exigen que haya primarias.

En medio de todo, como salseros empedernidos, conspiran viejos rockeros socialistas. Ahí aparecen ex presidentes como Felipe González y Rodríguez Zapatero, ex secretarios generales como Alfredo Pérez Rubalcaba, ex barones regionales como José Bono... No falta ni uno. Y así no hay manera de dirigir un partido.

Con todo, la amenaza más temible que sufre el PSOE es la fagocitación de sus votantes a cargo de Podemos. El partido de Pablo Iglesias va por las claras a quedarse con dicho electorado, eso sí, mediante la aplicación de técnicas camaleónicas con las que pretenden ubicarse en posiciones de centro y centro izquierda.

Los de Podemos afirman incluso que el programa que ahora proponen, tan diverso del que presentaron a las europeas y sin que se pongan colorados por tamaño travestismo, es una propuesta socialdemócrata. Y, más en concreto, que recoge a la letra el programa que esgrimió el PSOE en aquellas elecciones triunfales de 1982.

Los de Podemos le están robando la cartera al PSOE. Le quitan el pan de la boca, como suele decirse, y en Ferraz no encuentran forma de impedirlo.

No va a resultar fácil enfrentarse a tal desafío. Porque, si la opción elegida es la llamada 'podemitis', es decir imitarles, competir con ellos en sus mismos terrenos, tendrán todas las de perder. Sin duda, el mejor Podemos es precisamente Podemos.

Y encima, por si faltara algo, el concepto, la ideología y hasta el nombre mismo de socialismo ha entrado en barrena. No saben qué quiere decir hoy esa definición. La crisis afecta a todos los partidos de Europa, pero una muestra más es que el primer ministro francés, Valls, ya ha planteado al PSF la supresión de la palabra "Socialista".

Otra prueba de las dudas y desconcierto existentes. La dirección nacional viene autorizando a algunos dirigentes y militantes a presentarse a las municipales sin las siglas PSOE, confluyendo con otras formaciones. Por ejemplo, en Baleares.

Por si fuera poco, ahora salta la imputación de Chaves y de Griñán, y el lío de declaraciones sobre si deben o no dejar el escaño.

¡Pobre PSOE! Demasiadas infecciones para un único enfermo. Pero, con todo, sigo sin creer que acabará diluyéndose como el Pasok griego.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·