Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Los de Podemos no saben si predicar o dar trigo

Dice un sabio refrán español: "Una cosa es predicar y otra dar trigo".

Los políticos de Podemos prometieron que venían a limpiar y sanear este país, a instalar otro modo de hacer las cosas, a demostrar cómo se puede ser coherente hasta el final con las propias doctrinas. Era lo que llamaban "la nueva política". Y no está siendo tan nueva.

Ha ocurrido que ahora, que ya tienen responsabilidad en algunos sitios, por ejemplo, en determinadas capitales como Madrid, Barcelona... se han encontrado con problemas y han incurrido en contradicciones e incongruencias.

Por ejemplo con los nombramientos para distintos cargos. Se ha comprobado que el amiguismo, las relaciones personales y la familia constituyen argumentos muy poderosos, definitivos, para optar a ocupar puestos de trabajo adjudicados digitalmente, o sea, a dedo.

Lo hemos visto en las designaciones de asesores en ayuntamientos, de jefes de gabinete (como ocurrió con Carmena), para presidir empresas municipales, y hasta para ser portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, como acaba de suceder con Irene Montero.

Algo semejante les viene ocurriendo en relación con decisiones que tienen detrás consecuencias económicas.

Ahora se ha montado un jaleo a propósito de la entrevista al alcalde de Cádiz, el famoso Kichi, en el programa de Jordi Évole, Salvados.

Resulta que España está fabricando unos barcos de guerra, unas corbetas, para Arabia Saudí. Y que los construye la factoría de Navantia de Cádiz.

Además de sus pretendidas posiciones pacifistas y hasta antimilitaristas, desde Podemos se han lanzado repetidamente durísimas acusaciones contra Arabia Saudí porque allí no se respetan los derechos humanos (y tienen razón), y criticaron al rey Felipe VI por viajar a aquel país. Pero ahora que de esos barcos dependen un montón de empleos en Cádiz, el alcalde de Podemos, Kichi, dice que no le parece mal que se fabriquen en su tierra. Y ya no critica las visitas del rey.

Esas afirmaciones han provocado mucho revuelo, incluso dentro de Podemos, con exigencias de explicaciones a los líderes de la corriente anticapitalista, Miguel Urbán y Teresa Rodríguez.

Parece que los de Podemos están descubriendo la pólvora. Y también la realidad de ese dicho castellano de que "una cosa es predicar y otra dar trigo". Se están cayendo del guindo.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·