Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Quieren anexionarse Navarra

El fundamento de su argumento es que Castilla se anexionó Navarra. Y resulta que lo que, a su vez, pretenden es anexionar Navarra al País Vasco. O sea, se han propuesto lo mismo. Pero peor.

Me refiero a la campaña que ha montado el mundo de Batasuna en relación con el quinto centenario de la conquista de Navarra por Fernando el Católico, ocurrida en 1512.

En julio de ese año, el duque de Alba, al frente de quince mil hombres, cruzó la frontera alavesa por la Barranca-Burunda y se presentó en Pamplona exigiendo la rendición. Los reyes navarros, Catalina I y Juan de Albret habían huido al otro lado de los Pirineos.

A pesar de estar amurallada y disponer de castillo, la población solamente contaba con tres piezas de artillería, frente a un ejército profesional y mucho mejor dotado. Al día siguiente, 25 de julio, fiesta del Apóstol Santiago, la ciudad capituló.

Tres años después, en 1515, Fernando el Católico decidió incorporar Navarra a la corona de Castilla, si bien el Viejo Reino mantuvo sus fueros, que los sucesivos reyes castellanos fueron jurando antes de tomar posesión.

Ya en ocasiones anteriores los vecinos han pretendido ‘reescribir’ la historia. Por ejemplo a propósito de la figura del Sancho III El Mayor, rey de Navarra, al que han querido presentar como el primer ‘rey vasco’.

La realidad es que fue monarca de un reino que incluía, además del llamado Reino de Pamplona, por supuesto las tierras vascongadas, pero también Castilla, Aragón… Pero era rey de Navarra.

Hay que recordar que varias veces, a lo largo de los siglos, vizcaínos, guipuzcoanos y alaveses eligieron voluntariamente ser castellanos. Y, para más inri, en alguna ocasión frente a la alternativa de acogerse como vasallos al reino de Navarra. Entre ser navarros y ser castellanos, optaron por lo segundo.

Ésa es la realidad histórica.

He de decir que el peor camino que pueden elegir nuestros vecinos batasunos es presionar, tratar de imponerse.

Llevan así años. Pero a los navarros no nos gusta que nadie nos imponga nada. Basta que lo intenten, para que nos empeñemos en que no. Y en Navarra un no es un no.

Aparte los orígenes romanos de Pamplona, la existencia de Navarra como reino se remonta a hace doce siglos, al viejo Íñigo Arista, que reinó entre 824 y 851. Y las otrora Provincias Vascas, Provincias Forales, Provincias Exentas (hasta 1841), Provincias Vascongadas, o simplemente, Vascongadas (Wikipedia dixit), se tradujeron como Euskadi hace menos de ochenta años, en 1936.

La ‘anexión’ de Navarra al País Vasco va a ser difícil, muy difícil, de conseguir. Imposible.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·