Miércoles 23/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Rajoy, liderazgo herido

El resultado de las elecciones municipales y autonómicas deja tocados a partidos y personas. Pero, lógicamente, a unos más que a otros, en función de la mayor o menor entidad de sus malos datos.

Y a quienes más afecta es precisamente a los líderes de esas fuerzas, corrientes y movimientos que no han salido bien parados de la cita con las urnas.

Uno de los dirigentes que ha quedado tocado (no el único, ahí está Rosa Díez, que se retira) es Mariano Rajoy. No solamente porque preside un partido que ha sufrido un notable descalabro, puesto que ha perdido casi todas las mayorías que ostentaba, sino más aún porque él ha querido asumir un claro protagonismo en esta campaña.

El presidente del Gobierno y del PP se ha arremangado, ha recorrido toda España, se ha volcado a tope y si, al final, la cosecha de votos resulta magra, a él hay que cargarle en gran medida la responsabilidad.

Y es responsable por el tono, el enfoque, la orientación y el mensaje que su partido ha pretendido trasladar a los ciudadanos, mercancía que, a la vista del veredicto de las urnas, no le han comprado. No ha cuajado todo eso de que son la garantía de la estabilidad del país, de la recuperación económica…

Mariano Rajoy ha quedado herido en su liderazgo porque él ha conducido a su partido a los despeñaderos sufridos en Madrid, Valencia, Sevilla… en síntesis, a perder prácticamente todas las mayorías absolutas.

Sin embargo, no es una herida de muerte. Se ha venido hablando insistentemente de la posibilidad de que un mal resultado en las elecciones del 24-M podría provocar un intento de cambio de líder en el PP. Los datos son malos, en efecto, pero el proceso de relevo difícilmente se va a poner en marcha. Así que Rajoy casi puede respirar aliviado tras las elecciones locales.

No se pondrá en marcha porque todos los posibles protagonistas de la conspiración han salido perjudicados. Dañados han quedado Esperanza Aguirre, María Dolores de Cospedal, Luisa Fernanda Rudi… e incluso Feijóo, por recordar solo unos cuantos nombres.

Así que no hay que prever ningún complot contra Mariano Rajoy de aquí a las elecciones generales. Él está dispuesto a volver a ser candidato y ya no se ve en el horizonte a nadie capaz de impedírselo. Es lo que tienen, a veces, esas heridas que no son de muerte: que hasta fortalecen.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·