Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Sánchez, a la campaña hay que venir llorado

Coincido con la apreciación que escuché ayer a Ignacio Camacho, en la COPE, cuando, aludiendo a las amargas quejas de Pedro Sánchez a propósito de su frote de manos tras contactar con varias personas negras, comentó que "a la campaña hay que ir llorado".

Camacho, que a su vez glosaba las palabras de un columnista, trataba de explicar que durante las campañas electorales suelen abundar las actuaciones exageradas, las expresiones descalificadoras, las iniciativas agresivas... y tampoco hay que extrañarse demasiado. Ni quejarse mucho. Va de soi, que dirían los franceses.

Cuando encontré en las redes sociales las imágenes, de Pedro Sánchez saludando a una personas de raza negra, aparentemente dos niños y su madre, y limpiándose después las manos, me negué a retuitear la escena porque podía haber sido solo un gesto automático del candidato, sin otras connotaciones, y mucho menos con trasfondo racista. Yo no creo que Sánchez sea racista y no me pareció bien sugerirlo.

Verdad es que desde otros partidos políticos (el PSOE acusa, en concreto, a PP y a Ciudadanos) se aprovechó para poner en la picota al candidato socialista, repitiendo las imágenes y lanzando contra él acusaciones de racismo, xenofobia... Pero la cosa, creo, no da para mucho más.

Por eso asombra un tanto la reacción de Pedro Sánchez, ante un episodio en verdad menor, declarándose "indignado", diciendo que "no da crédito a lo ocurrido", y acusando a los promotores de recurrir a "las peores insidias", hasta acabar proclamando: "No todo vale en política".

Tiene razón, que no todo vale, pero a estas alturas hemos visto cosas mucho peores, sin que por eso se haya derrumbado el mundo. Por dar sólo unos apuntes, baste recordar el anuncio del doberman, las campañas para meter miedo a los mayores diciendo que se acababan las pensiones, el aprovechamiento de un hecho tan terrible como los atentados del 11 M en Madrid para descalificar al Gobierno organizando manifestaciones a las puertas del PP en plena jornada de reflexión...

En fin, lo dicho: a la campaña hay que venir llorado.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·