Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Soraya, ascendida a capitana general

La visita de la vicepresidenta del Gobierno a las tropas españolas desplegadas en Afganistán, este lunes, ha constituido una sorpresa. No solo porque no había trascendido nada previamente, sino sobre todo por las lecturas que se pueden hacer respecto a esa iniciativa tan insólita.

Que uno recuerde, a lo largo de los últimos años y con los distintos gobiernos, este tipo de viajes, es decir un desplazamiento especial para encontrarse con destacamentos en operaciones internacionales, solamente los han protagonizados el rey de España y el presidente del Gobierno de turno. El caso del ministro de Defensa no resulta demasiado significativo porque entra dentro de las obligaciones del cargo.

Que se sepa, no lo han hecho vicepresidentes/as ni ministros/as que no sean del ramo. Cierto que en una ocasión viajó el entonces ministro de Interior, José Antonio Alonso, pero lo hizo a una misión internacional de la Guardia Civil.

Ahora, ese inusitado viaje de Soraya Sáenz de Santamaría a Afganistán va a tener y tiene más de una y más de dos lecturas. A pesar de que no le hayan rendido honores ni ha pasado revista a las tropas.

Una de las hipótesis, pero que pienso que habría que descartar, es que esta vez el presidente ha querido ahorrarse el ‘engorro’ de una expedición nada confortable, y que para ello ha decidido delegar en la número dos del Gobierno. Un ‘que viaje ella’, por resumirlo rápidamente. Pero, como digo, descartable.

Tampoco cabe apuntar la posibilidad de un problema de calendario, porque la fecha de un evento de este tipo la puede elegir él mismo, el presidente, a su total conveniencia.

Más bien cabría ubicar lo ocurrido en ese ‘juego de tronos’ que practica Rajoy dentro del Gobierno y de su partido, circunstancias que con tanto acierto se ha revelado en las páginas de ECD.

Así que no faltan quienes interpretan el viaje como un gesto especial de Mariano Rajoy hacia su mano derecha en el Ejecutivo, a quien, de esta forma, coloca en posición muy destacada respecto al resto de políticos del Partido Popular.

Por supuesto que al presidente del Gobierno no se le escapa que esa lectura se va a producir. Y si, a pesar de todo, ha mantenido el plan, es que en realidad ‘quiere’ dar tal mensaje de preeminencia de la segunda de a bordo en el Ejecutivo, para aviso a navegantes/as.

En fin, que Soraya Sáenz de Santamaría acaba de ser promovida a capitana general. Y hay que tomar nota.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·