Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

"Se afilan cuchillos a domicilio. Razón: PSOE"

Pedro Sánchez tiene segura la nominación como candidato del PSOE a las elecciones generales del 26 de junio.

No se deberá a que en el partido crean que pueda ganar, porque ni el más iluso piensa algo así. Tampoco a que consideren que es su mejor apuesta para encabezar la lista, que tampoco. Será candidato porque en estos momentos nadie desea suicidarse, cayendo en la tentación de postularse para lo que todos dan como seguro: una enorme derrota. Así pues, no le van a disputar la nominación.

Lo que hoy ocupa el debate interno en el socialismo es la amarga incógnita de si los actuales y magros 90 diputados, producto del peor resultado de su historia, se podrán repetir, o si incluso sufrirán un retroceso aún mayor.

Porque, además del propio perfil de Sánchez, del mensaje contradictorio y desdibujado que ofrece el partido, del ambiente interno de pesimismo, el principal peligro para el PSOE es que Podemos se convierta en la segunda fuerza política y les desplace, por vez primera, a la tercera posición. El famoso "sorpasso".

Si tan terribles previsiones se cumplen, el destino de Pedro Sánchez parece definitivamente prefijado: le pasaran el cuchillo por la yugular.

Le van a hacer pagar, no solamente el fracaso en la urnas (el segundo que cosecha), sino que llegarán también otros ajustes de cuentas: por las falsas ilusiones sembradas, por lo ocurrido en algunas federaciones como Madrid, por su talante y formas, por el trato distante que ha dado a cualificados dirigentes, por los trucos y jugadas para intentar pasar de los barones y del comité federal...

Ante una previsible repetición de los resultados del 20-D, y por tanto de la vuelta al bloqueo institucional, cualificados miembros del PSOE apuestan ahora por permitir que Rajoy vuelva a gobernar, por el sistema de abstenerse en caso de una probable coalición PP-Ciudadanos. Y, a continuación, retirarse a los cuarteles de invierno para dedicarse a la ardua y urgente tarea de reconstruir el partido.

Un proyecto de regeneración que ya no pilotará un descabezado Pedro Sánchez. Porque finalmente habrá llegado la hora de Susana Díaz como secretaria general y nueva líder del socialismo español.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·