Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¡No hay quien lo aguante!

Por una vez, voy a salirme de las urgencias informativas inmediatas, del día a día nacional y de la vorágine política interna, para lanzar un grito: ¡Esto no hay quien lo aguante!

Quiero hablar de lo que viene sucediendo en Siria con el sanguinario ISIS (Estado Islámico), de las carnicerías que provoca todos los días, sin que el mundo pestañee lo más mínimo.

Cuenta la prensa internacional que están ejecutando en Palmira a cientos de civiles, incluyendo ancianos, mujeres y niños. Y lo escenifican, para mayor vergüenza, en el mismísimo circo romano de la histórica ciudad.

Las milicias yihadistas han puesto en marcha un plan de ejecuciones sistemáticas que se ha cobrado la vida de más de 500 personas, no combatientes, y han mutilado sus cuerpos.

Testigos presenciales hablan de asesinatos de decenas de funcionarios, de sus familias y de vecinos, y de un paisaje de cadáveres abandonados en las calles de la llamada Perla del desierto.

Según la televisión siria, fueron acusados de “lealtad al Gobierno sirio" y de "desobediencia al ISIS”. “Estos crímenes se están perpetrando ante el vergonzoso silencio de la comunidad internacional”, añadió el canal.

Las autoridades del país han culpado de la masacre a los “países que apoyan el terrorismo material y militarmente, principalmente Arabia Saudita, Catar y Turquía, así como algunos países occidentales”. Y han demandado al resto de la comunidad internacional y a las organizaciones humanitarias que presionen a “estos Gobiernos que apoyan el terrorismo”. Sobre el papel del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, critican que “solo haya expresado su 'preocupación', sin tomar ninguna medida disuasoria en el terreno”.

En la ciudad vivían cincuenta mil personas antes de la llegada de los radicales islámicos, aunque muchas de ellas consiguieron ser evacuadas por efectivos del ejército sirio. Las ruinas de Palmira, Patrimonio Mundial de la UNESCO, uno de los vestigios romanos mejor conservados, están siendo destruidas.

Lo repito. ¡Esto no hay quien lo aguante!

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·