Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

A ver qué aprenden Susana Díaz y Pedro Sánchez

Europa ha seguido las elecciones francesas con expectación y un poco de temor. No en vano está en juego, entre otras cosas, el porvenir de la Unión Europea.

También aquí, en España, las hemos mirado con especial interés porque, de lo que allí pase, se quiere adivinar qué nos puede deparar el futuro a nosotros.

En efecto, del resultado de las presidenciales francesas cabe extraer algunas conclusiones que en cierta medida valen para este país. La más notable, el profundo declive de los dos grandes partidos, las fuerzas que han marcado la vida de Francia en los últimos 50 años, es decir, republicanos y socialistas.

Se ha quebrado el sistema bipartidista francés, algo que en gran parte ocurre también en España con los evidentes retrocesos de populares y socialistas.

Pero quienes tendrían que mirar con detenimiento lo ocurrido al otro lado de la frontera deberían ser Susana Díaz, Pedro Sánchez, el resto de dirigentes del PSOE... y también los afiliados, los militantes.

¿Por qué? Porque el PSF nominó su candidato a las presidenciales en unas reñidas primarias en las que, contra pronóstico, resultó elegido el más radical, el más izquierdista, Hamon, que derrotó al moderado Valls, quien, por ciderto, a la vista de los resultados, ha dado por liquidado el socialismo francés.

Hamon fue el candidato que querían las bases. Pero este domingo se ha demostrado, de forma contundente, que no es ese el perfil que desean los franceses.

Consecuencia: uno de los peores resultados del socialismo francés en toda su historia, con solo el 6% de los votos. Y por vez primera se quedan fuera de la segunda vuelta y de la lucha por la presidencia de Francia.

En mayo van a celebrarse primarias en el PSOE. En ellas, la militancia decidirá quién quieren que sea su líder, como secretario general primero, y como candidato a la presidencia del Gobierno después.

Se repite que entre los militantes la apuesta es el izquierdismo más duro, personificado en Pedro Sánchez, frente a Susana Díaz.

Pienso que lo ocurrido en Francia puede servir de advertencia. O no, que diría Rajoy.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·