Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La chulería de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez había prometido (¿amenazado?) que sobre la marcha, es decir inmediatamente después de su cese en la secretaría general del PSOE, iniciaría un peregrinaje en coche por toda España para visitar las agrupaciones socialistas y recabar el apoyo de los militantes.

El ex líder se ha retrasado. Se ha tomado unas vacaciones, un periodo de descanso, y todavía no ha iniciado el periplo. Un retraso que estaban aireando desde la actual dirección, como dando a entender que en realidad no pensaba cumplir el anuncio. Pues bien, lo va a hacer. Es más, empieza este fin de semana.

Lo explicamos con detalle hoy en ECD, destacando el gesto de empezar el viaje precisamente por las comunidades cuyos barones regionales votaron contra él y le dejaron solo en el comité federal del que salió trasquilado. O sea, primero Valencia, después Extremadura, y a continuación Sevilla, los feudos, respectivamente, de Ximo Puig, Guillermo Fernández Vara y Susana Díaz.

Se podría interpretar, y muy posiblemente lo es, como un gesto de chulería por parte del derribado secretario general. Algo que, por otro lado, va muy acorde con su  trayectoria y con su personalidad. Lo de echar retos le priva. Otra cosa, claro, es que los gane. En este momento es un perdedor.

También podría percibirse como un gesto de desesperación, actitud de la que también ha hecho gala Pedro Sánchez, sobre todo en los postreros y agónicos últimos intentos de salvar el pescuezo tramando una complicada alianza de partidos (Podemos y nacionalistas incluidos) para conseguir la investidura. Lo que algunos socialistas de lengua viperina llamaron el "Gobierno Frankenstein", finalmente abortado en el último minuto y por las bravas, por el sistema de provocar su cese.

Con todo, el plan de Pedro Sánchez no parece mal pensado. Porque, si de hecho logra apoyos suficientes en esos concretos territorios, conseguirá su objetivo de fondo: demostrar que las bases del partido, los militantes, están con él, y no con los todopoderosos barones. Y, ganadas esas territoriales, lo demás sería cuesta abajo. Algo así como un paseo militar hacia la recuperación de la secretaria general, en ese congreso extraordinario, que sigue sin estar convocado, en el que decidirán las bases.

Pero, si fracasara en esas demarcaciones, seguramente, ya no le quedará otra que abandonar, y así podría ahorrarse el esfuerzo final.

Desde luego, no lo va a tener nada fácil. Porque el propósito de la gestora socialista es silenciar a Pedro Sánchez, hacerle el vacío, que ni se hable de él. Un objetivo en el que están trabajando con cierta intensidad y con algunos éxitos.

Además, se sabe que medios informativos regionales han recibido sugerencias, cuando no presiones, desde el partido para que se olviden del ex secretario general. Susana Díaz sabe bastante de eso, pero no le van a la zaga Ximo Puig, Fernández Vara y el resto de dirigentes regionales del PSOE.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·