Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Les ha convencido el miedo al islamismo

Han tenido que producirse los atentados de Paris, para que los dos grandes partidos españoles hayan por fin firmado el primer pacto de Estado de la legislatura. Ayer rubricaron PP y PSOE el acuerdo contra el terrorismo islámico.

No lo lograron las apreturas que pasó este país en los peores momentos de la crisis económica, incluyendo la inminente posibilidad de ser intervenidos por Bruselas. Y eso que entonces se escucharon voces muy autorizadas reclamando una posición conjunta de las dos formaciones mayoritarias, incluyendo en ese coro, no solo a los grandes empresarios, sino incluso al entonces rey Juan Carlos. Antes, en 2007, hubo un pacto contra la pobreza que quedó en nada.

No han movido al acuerdo, a populares y socialistas, la penosa situación judicial que sufre el país, con retrasos intolerables, falta increíble de medios, politización de los grandes tribunales... que han provocado el hundimiento de su imagen entre los ciudadanos. No han accedido a firmar un Pacto de la Justicia de verdad, que sustituya el que suscribieron en 2001 y que no ha servido para casi nada porque todo sigue igual.

Tampoco la educación, siendo materia tan sensible, ha motivado el acuerdo institucional de las dos grandes formaciones. Un pacto que sigue resultando imprescindible, a fin de que los asuntos educativos no sigan siendo campo de batalla ideológica y partidista, con el resultado de media docena de planes sucesivos, todos los anteriores aprobados por el PSOE. El Pacto por la Educación nunca ha sido posible.

Ni lo ha sido (nadie lo ha planteado en serio) un Pacto contra la Corrupción, convertida en la peor plaga política, que ha derribado el crédito de los partidos y de sus dirigentes, y ha desalentado y alejado a un elevado porcentaje de la población. Lo cual constituye una derivada altamente peligrosa, desde el punto de vista democrático.

Como digo, han tenido que sobrevenir los terribles atentados islamistas de Paris para que PP y PSOE se hayan reunido a firmar. Por lo visto, el miedo ha resultado más convincente que la razón y que el interés básico general. Lo cual resulta bastante lamentable.

Pero no sé yo si, en el trasfondo del actual acuerdo, no se oculta una circunstancia muy relevante: que estamos en fase de elecciones. Y tal vez a los dos les conviene ahora ofrecer esa imagen de partidos responsables y preocupados de verdad por la ciudadanía. Del miedo a la conveniencia electoral. No son precisamente las mejores y más válidas razones para firmar pactos de Estado.

Dicho lo cual, bienvenido el acuerdo que han firmado PP y PSOE. Algo es algo.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·